Paula Rotger quiere «la verdad» sobre el incidente con la Guardia Civil. | M. À. Cañellas

18

La denuncia que la Guardia Civil interpuso contra la empleada del aeropuerto Paula Rotger por haberse saltado un control de seguridad –ella lo niega y dice que es una represalia por dirigirse a un agente en catalán– podría suponer una sanción de 60 euros, lejos de los 200.000 de los que se habló en un principio.

Rotger explicó que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) se puso en contacto con ella recientemente para comunicarle que habían recibido la denuncia de la Guardia Civil y que procedían a abrirle el correspondiente expediente.

Según el relato ofrecido por Rotger, desde AESA le indicaron que podía estar «tranquila» dado que la infracción que supuestamente cometió solo sería «una falta leve» que conllevaría una sanción económica de 60 euros.

Esa cantidad queda lejos de los 200.000 euros (como máximo) de los que se habló en un principio. En la copia de la denuncia de la Guardia Civil que Rotger recibió no aparecía la cifra de 200.000 euros, pero sí especificaba que se la denunciaba por infringir el apartado 3.2 del artículo 48 de la Ley de Seguridad Aérea, que contempla multas de hasta 200.000 euros.

Rotger tampoco está de acuerdo con la hipotética multa de 60 euros. «Parece que ahora les tenga que dar las gracias, pero yo no hice nada, no me salté el control. Quiero la verdad independientemente de la multa», declaró la expedientada. Rotger añadió que pidió a AESA que hiciera públicas las imágenes del incidente y que le dijeron que la Ley de Protección de Datos se lo impedía.

Por otro lado, Rotger explicó que Acciona, la empresa donde trabaja, había archivado el expediente que le incoó a raíz de la sanción de AENA, que le retiró 30 días el permiso para trabajar en el aeropuerto tras el incidente con la Benemérita. Esta sanción de 30 días finalizó el sábado, de manera que ya puede incorporarse a su puesto de trabajo.

Més per Menorca

La comisión de Assumptes Institucionals i Generals del Parlament debatirá este miércoles una propuesta de Més per Menorca que insta a la dirección del aeropuerto de Palma, la presidencia de AENA y el Ministerio de Fomento a publicar las imágenes del incidente entre Paula Rotger y la Guardia Civil. El Ministerio de Fomento se ha negado siempre –según Rotger– a hacer públicas las imágenes porque se vulneraría la Ley de Protección de Datos.