El sector turístico de Mallorca considera vital la continuidad de la filial de Thomas Cook Airlines, Condor Airlines, ya que transporta desde Alemania a Palma más de 1,5 millones de pasajeros y, además, vuela durante todo el año. | plozano

15

El aeropuerto de Palma afrontará este invierno la mayor bajada de movimientos de aviones y pasajeros en los últimos quince años. Los datos provisionales del Coordinador y Facilitador de Franjas Horarias de los Aeropuertos (AECFA) vaticina descensos importantes durante los meses de noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo.

La caída de asientos programados por las aerolíneas está cifrado en el 8.2 % y en el movimiento de aviones en el 11,5 %. Esta previsión, con fecha de mediados de septiembre, no contempla el impacto negativo que va a tener la quiebra de Thomas Cook en el desarrollo turístico en Mallorca.

De momento, según los primeros datos, este mes de octubre dejarán de venir 25.000 turistas procedentes del Reino Unido al dejar de operar Thomas Cook Airlines, lo que afectará negativamente a la estadística de AENA-Palma. En septiembre, Son Sant Joan registrará un descenso del 4 % de los viajeros procedentes del Reino Unido y el cómputo global del mes el aeropuerto solo tendrá al final un incremento mínimo respecto a 2018.

Una de las causas principales que justifica este descenso de la actividad aeroportuaria en Palma, según aerolíneas y touroperadores, es el cambio de tendencia en la industria vacacional y el incremento de la competencia. «La pérdida de conectividad aérea para un destino turístico es fundamental, de ahí que Son Sant Joan va a registrar un invierno complicado en cuanto a actividad», puntualizan.

Por este motivo, hoteleros y el sector turístico de Mallorca, Govern y Consell, consideran vital que la aerolínea Condor siga en activo «porque el 25 % del turismo alemán que llega a la Isla es transportado con esta compañía filial de Thomas Cook».

Ante la cual coyuntura adversa, el Comité de Rutas del Aeropuerto de Palma se reunió este miércoles para analizar el impacto de la desaparición de Thomas Cook y qué medidas se pueden aplicar para incrementar la conectividad aérea en los meses de invierno en Mallorca.

El nuevo plan de conectividad en el aeropuerto contempla para los años 2020 y 2021, según el conseller Marc Pons, 31 destinos repartidos en 16 países y tres continentes, además de 56 aerolíneas susceptibles de poder operar estas nuevas rutas.

El conseller Pons añadió que el objetivo es potenciar al máximo el número de vuelos durante la temporada baja y media, así como mejorar la conectividad aérea en las rutas de media y larga distancia.

Aquí, dio a conocer la propuesta de conexiones directas de Palma con Tel Aviv, Marrakech, New York, Estambul y Doha.

El Comité de Rutas, compuesto por AENA, AETIB, Consell, Cámara de Comercio, Ajuntament y el sector privado, se ha marcado como objetivo recuperar la conectividad perdida.

El sector hotelero califica de fundamental el incremento del tráfico aéreo en los meses invernales «porque ello propicia que haya empresas que decidan mantener abiertos sus establecimientos el mayor número de meses», señalan desde la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM).