0

La quiebra del turoperador británico Thomas Cook, que ha desencadenado una operación para repatriar al Reino Unido a 150.000 pasajeros, ha desembocado en la suspensión de pagos de hasta 26 de sus filiales.

Todas las empresas asociadas al grupo Thomas Cook en el Reino Unido han dejado de operar, incluida la aerolínea Thomas Cook Airlines, confirmaron a Efe fuentes de la compañía.

Entre las afectadas hay empresas dedicadas a la contratación de viajes y la gestión de finanzas e inversiones, que se crearon para gestionar los servicios que prestaba Thomas Cook como la contratación de vuelos, hoteles y paquetes que incluían el transporte y la estancia en cualquier parte del mundo.

Algunas de estas compañías asociadas son Thomas Cook Group Treasury Limited, Thomas Cook Tour Operations Limited, Thomas Cook In Destination Management Limited, Thomas Cook Money Limited, Thomas Cook Services Limited, Future Travel Limited, Travel and Financial Services Limited y Retail Travel Limited.

Tras hacerse oficial que Thomas Cook cesaba sus operaciones el lunes, la compañía nombró a «gerentes especiales» encargados de ayudar al liquidador en tareas como la venta de las aeronaves.

La quiebra de esta compañía con 178 años de historia ha lanzado la operación de repatriación más importante llevada a cabo en el Reino Unido en tiempos de paz.
Unas 30.000 personas han vuelto desde el lunes a casa desde sus destinos vacacionales y se espera que a lo largo del miércoles regresen otras 16.500 en 70 vuelos, informó la Autoridad de Aviación Civil (CAA).

La CAA detalló que el martes se repatrió a más de 14.000 personas, lo que representa el 94 % de los viajeros que tenían previsto regresar a casa ese día.

En total, la Autoridad de Aviación Civil ha operado ya más de 130 vuelos desde el lunes.
El organismo tratará de que los clientes de la quebrada Thomas Cook terminen las vacaciones que contrataron y que su vuelo de regreso coincida con la fecha original en la que tenían previsto volver al Reino Unido.

«Querría que aquellos que siguen de vacaciones disfruten del resto de su estancia, porque trataremos de devolverlos a casa en el día que tenían originalmente reservados vuelos con Thomas Cook, o muy poco después», dijo en un comunicado el consejero delegado de la CAA, Richard Moriarty.

Se prevé que hasta el 6 de octubre se lleven a cabo más de 1.000 vuelos para permitir la vuelta de los 150.000 pasajeros varados en el extranjero.

Aproximadamente 600.000 personas están afectadas en el mundo por las compras y reservas efectuadas con el turoperador británico.