15

Una odisea que ha durado 24 horas. Es lo que han vivido los pasajeros de Baleària, que tenían que zarpar con el barco Hypatia de Alejandría a las 10 horas de la mañana de este miércoles desde Ciutadella con destino a Barcelona, y no han llegado a la ciudad condal hasta las 10 horas de la mañana del jueves, a bordo del barco Bahama Mama.

La demora fue debido a la tormenta que azotó el Mediterráneo el pasado martes, lo que hizo que la madrugada del martes debido al mal estado del mar volcaron hasta cuatro camiones de la bodega del buque que iba de Barcelona hasta Ciutadella, pasando por Alcúdia. Ello hizo que el barco fuera desviado al puerto de Palma, y aquí es cuando empezaron los problemas.

El buque no sufrió daños, pero no estaba operativo para retomar la ruta hasta que pudieran desembarcar los cuatro camiones volcados y los vehículos afectados por el desplazamiento de los trailers. Baleària confiaba que pudiera salir a las 14,30 horas del miércoles, pero este jueves por la mañana el «Hypatia de Alejandría» aún estaba amarrado en el puerto de Palma. La mañana de este jueves Baleària ha podido izar y desembarcar dos de los cuatro trailers volcados, lo que ha permitido descargar la mitad de los cuarenta camiones que permanecían a bordo. Pero todavía faltan otros dos, que espera poderlos retirar a lo largo de la mañana de este jueves. La naviera recuerda que «se trata de una operación complicada por el reducido espacio de la bodega, y que se está realizando con una grúa».

Pasajeros recolocados

La naviera recolocó los pasajeros que iban a Menorca en el fast ferry Jaume III, que salió el miércoles por la mañana desde Alcúdia. El problema fue para los pasajeros que tenían que ir de Menorca a Barcelona, que zarparon a las 12 horas (con dos horas ya de retraso) dirección a Alcúdia. Una vez allí, se tuvieron que desplazar (o con sus propios coches o con un autobús fletado por Baleària) hasta Palma, para desde allí coger rumbo a Barcelona.

Y fue en Palma donde empezó el caos. Los pasajeros embarcaron en el «Hypatia» entre las 14 y las 15 horas, con la intención de zarpar. Pero las horas pasaban y seguían dentro el barco sin moverse del puerto. A las 18,30 horas les informaron que el «Hypatia» no zarparía, pero que vendría otro barco desde Dènia, el «Bahama Mama», para llevarlos hasta Barcelona. Les dijeron que saldría a medianoche, aunque al final el zarpó a las 2,30 horas y ha llegado a Barcelona a las 10 horas de esta mañana, con 15 horas de retraso.

Durante la tarde los pasajeros estaban ya muy enojados con la compañía, por la falta de información. Y se empezaron a vivir situaciones tensas. «Eran como motines», explica una pasajera. Y no fue uno, sino varios, e incluso en el primero sobre las 19 horas de la tarde en el interior del «Hypatia» tuvo que hacer acto de presencia la Guardia Civil para poner orden.

Noticias relacionadas

No obstante cuando la Benemérita se fue, un grupo de pasajeros se hizo fuerte en recepción, e incluso se hizo con el mando de la megafonía, para denunciar la situación y exigir que se les pagara un hotel para pasar la noche y que se les cambiara los billetes para el día siguiente.

Cuando ya embarcaron en el «Bahama Mama» se vivió otro momento conflicitivo. Los pasajeros exigían, como compensación, que se les proporcionara camarotes, para poder pasar la noche, tras tantas horas de espera. Pero no había suficientes camarotes para todos, lo que enojó a algunos pasajeros, que se volvieron a aglutinar en la recepción.

Los pasajeros consultados por este diario lamenta la «falta de información» proporcionada por la naviera y «el descontrol» que ha habido en el barco. Denuncian que «no había ni hoja de reclamaciones» y que para «pedir un justificado para entregarlo al trabajo me enviaran al centro de atención al cliente de Barcelona; como si ya no hubiera perdido suficiente tiempo».

Para cubrir la uta de este miércoles entre Barcelona y Menorca, pasando por Alcúdia, Baleària movilizó otro barco, el «Sicilia», que salió el miércoles por la noche de la ciudad condal y ha llegado la mañana de este jueves a la Isla, pero en lugar de dirigirse a Ciutadella ha amarrado en el puerto de Maó.

Ya han descargado 40 camiones

Baleària ha podido descargar la mitad de los 40 camiones con destino Ciutadella que viajaban a bordo del 'Hypatia de Alejandría', que tuvo que ser desviado a Palma este miércoles después de que se desplazara la carga de vehículos y varios camiones volcaran en la cubierta superior.

Así lo ha comunicado la naviera en una nota informativa. Tras trabajar durante toda la noche, se han podido levantar y desembarcar dos de los tráilers volcados en la bodega, y todavía quedan otros dos.

Desde Baleària han explicado que se trata de una operación complicada por el reducido espacio de la bodega, y que se está realizando con una grúa. El plan inicial era que los viajeros que debían viajar a Barcelona este jueves lo hicieran a bordo del 'Hypatia', pero debido a la complejidad de las tareas no se ha podido acabar a tiempo y por motivos de seguridad se ha descartado esta posibilidad.

Los pasajeros que tenían billete para viajar desde Ciutadella hasta Barcelona han podido zarpar a bordo del 'Bahama Mama' y han llegado a Cataluña a primera hora de esta mañana. Estos pasajeros fueron trasladados desde Menorca hasta Mallorca en dos 'fast ferries' y alojados durante el día a bordo del 'Hypatia'.

El incidente en el 'Hypatia de Alejandría' tuvo lugar debido al mal estado del mar la noche del martes. El ferry, que cubría la ruta Barcelona-Alcúdia-Ciutadella, tuvo que ser desviado a Palma, donde permanece amarrado. En el buque viajaban 253 pasajeros, 75 turismos y 77 camiones.