Los populares son partidarios de «ver cómo y de qué manera» se puede reducir la presión de los cruceros. | Ultima Hora

12

El PP de Baleares ha criticado este lunes que la izquierda balear quiera limitar la llegada de cruceros a Palma sin consenso, aunque estaría dispuesto a apoyar restricciones si se pactan con los sectores económicos afectados.

«En un momento de bajada del turismo la idea más brillante no es decir que no vengan más» sin negociar con los empresarios del sector turístico y comercial, ha sostenido el líder del PP, Biel Company, para quien los anuncios del Govern de que propondrá reducir el atraque de cruceros no se basan en ningún estudio previo.

«Limitar por limitar, como hace el Govern de (Francina) Armengol, no nos gusta», ha subrayado Company, que ha asegurado que, según la patronal Pimem, «el 70 % de los comercios de Palma dependen de que haya cruceros».

No obstante, se ha mostrado partidario de «ver cómo y de qué manera» se puede reducir la presión de los cruceros y ha ofrecido «un pacto global» sobre el modelo turístico que garantice el futuro del sector.

Company, por otro lado, ha reiterado sus críticas a la presidenta autonómica por «evitar o retrasar» dar explicaciones sobre «los recortes» que tendrá que hacer por el «agujero» de 500 millones de euro que ha causado su Govern a las arcas públicas.

«Nadie se cree que no va a hacer recortes(...), lo que nos tiene que decir es dónde los va a hacer», ha sostenido el portavoz parlamentario del PP.