Fang Ji afirma que los que viajan a China «quedan bloqueados en Hong Kong». | Pere Bota

22

Fang Ji (Wen Xi, China, 1988) es el presidente de la Asociación China en Baleares 2015. Lleva en España desde hace 14 años. La inestabilidad en Hong Kong es una de las cuestiones que más preocupa a la colonia china en las Islas, de ahí que Ji analice lo que está pasando y qué efectos puede tener.

¿Qué opina de todo lo que está aconteciendo?
—La ley básica de Hong Kong consagra y garantiza el derecho a protestar, a tener una prensa libre y a la libertad de expresión. Esto lo están aprovechando unos pocos para poner en peligro la estabilidad y la seguridad de todos los hongkoneses, ocasionando graves destrozos, disturbios y el cierre del aeropuerto. Esto último ha ocasionado grandes pérdidas económicas y afectando a miles de pasajeros.

¿En qué modo afecta este conflicto a la colonia china en las Islas?
—Muchos residentes chinos en las Islas que habían emprendido viaje a China con escala en Hong Kong se nos han quejado de que han quedado bloqueados y no han podido llegar a sus destinos de las regiones de Zhejiang, Fujian y Shanghai. La crisis de Hong Kong afecta a la colonia china en Baleares.

¿Qué opina de lo que pasa?
—Me duele mucho ver por televisión cómo los violentos rodeaban a personas mayores y les cortaban el paso y ataban a periodistas con cuerdas y les golpeaban. Todo esto ha sido provocado por una minoría violenta que ha trasladado al mundo imágenes lamentables y convirtiendo en caos el deseo de la mayoría que lo único que quiere es que se le escuche.

¿Ha salido perjudicada la imagen internacional de China?
—Entre tanto revuelo, confusiones y medias verdades se ha provocado una alarma en la comunidad internacional, que ha llevado a un posicionamiento de apoyo a unos y a otros. Considero que se ha dado la inevitable sensación de injerencia en lo que debería ser un asunto interno de un país. Hay alguien que aprovecha esta inestabilidad para perjudicar a China.

¿Qué es lo que hay que hacer?
—Como representante de la comunidad china en Baleares, deseo de corazón que prevalezca el entendimiento entre las partes por el bien de todos. China y sus regiones están unidas por fuertes lazos históricos, lo que se traduce en el deber de entenderse sin la necesidad de que nadie sienta el deseo de meterse en asuntos que para muchos chinos se trata de cuestiones internas.

¿Cuántos residentes chinos hay en las Islas y qué pide?
—En la actualidad hay más de 7.000 chinos residentes, muchos de ellos procedentes de las provincias que he citado anteriormente, así como de Taiwan y Hong Kong. Lo que pido es que la sociedad hongkonesa salvaguarde su estabilidad, seguridad y que los responsables de los actos violentos sean identificado y llevados ante la justicia.