Previous Next
0

Más de 5.000 rayos en 24 horas y 185 incidentes contabilizados hasta las 21.45 horas de este martes, la inmensa mayoría en Mallorca. Son solo algunas cifras que ha dejado el primer acto de la gota fría este pasado martes, y cuyos efectos se espera que se noten también en esta jornada de miércoles.

Las tormentas fueron no muy prolongadas en el tiempo pero en algunos puntos muy intensas, como muestran los registros de precipitación. En Santanyí, donde una mujer quedó atrapada en su coche en mitad de la calzada totalmente inundada, hasta el punto que tuvo que ponerse a salvo nadando literalmente, cayeron casi 100 litros por metro cuadrado en cuestión de una hora.

También fue muy intensa la precipitación en zonas de sa Ràpita o la Colònia de Sant Jordi, donde una docena de embarcaciones quedaron varadas por la intensidad del temporal.

Noticias relacionadas

En otros puntos, como s'Alqueria Blanca, se superaron tímidamente estas cifras. También destacaron los 59 litros por metro cuadrado del aeropuerto de Ibiza y los 56 de Campos o 55 de Banyalbufar.

Y es que esta depresión aislada en niveles altos (DANA) se ha manifestado de forma generalizada en Baleares después de causar estragos en la Península. Especialmente afectadas resultaron las Pitiusas, con inundaciones en la vía pública y en edificios, incluso en hospitales y sedes judiciales, y en Menorca hubo cierre de puertos.

Para este miércoles habrá que estar todavía muy pendientes del tiempo. Se mantiene la alerta, en este caso amarilla, por intervalos nubosos con posibilidad de chubascos localmente fuertes y acompañados de tormenta, tendiendo hacia la tarde a cielo poco nuboso. Las temperaturas nocturnas van en descenso y las diurnas en ligero ascenso y el viento será flojo.