Las colas en los controles de pasaportes van a ser la tónica general este fin de semana en el aeropuerto de Son Sant Joan. | Redacción Local

6

AENA-Palma reforzará el personal en los controles de pasaportes este sábado y domingo para evitar el caos en este servicio al convocar los trabajadores de Acciona Facility Service una huelga indefinida, que es la empresa que tiene adjudicado el control de pasaportes en la Terminal A de Son Sant Joan.

El refuerzo de AENA se unirá al de la Policía Nacional, ya que el objetivo será aligerar al máximo las colas por parte del personal del ente aeroportuario y evitar cualquier tipo de problema.

Desde AENA indican que durante este sábado y el domingo «se verán afectando unos 400 vuelos con origen y destino a países no Schengen, lo que sumará alrededor de 74.000 pasajeros», que son los que tienen que pasar el control de pasaportes a la salida y llegada de los vuelos procedentes de estos países.

«El refuerzo tiene como finalidad minimizar el impacto de la huelga y que no se vea afectada la normal operativa del aeropuerto, tanto en el tráfico aéreo como en el movimiento de pasajeros», explican desde AENA.

El destino que se verá más perjudicado por la huelga será el Reino Unido, en concreto este sábado por aglutinar el mayor número de vuelos no Shengen a la Isla.

Los touroperadores ya han avisado a los turistas que vayan con antelación al aeropuerto palmesano para poder pasar los filtros y controles de seguridad con tiempo y no perder el vuelo.

Hoteleros y empresas de transporte discrecional también han sido avisados por los touroperadores para que adelanten al máximo toda la salida de clientes de los establecimientos turísticos. La patronal del transporte discrecional, que es la encargada de realizar los traslados al aeropuerto, tiene preparada toda la logística necesaria para atender las peticiones de los touroperadores.

Iberia Handling

Las aerolíneas que operan en los aeropuertos de las Islas temen que la huelga convocada por los trabajadores de Iberia Handling en Barcelona y Madrid afecte, de un modo u otro, al tráfico con Baleares. El servicio de ‘handling’ (atención en tierra a aviones y pasajeros) es clave, de ahí que se espera que a lo largo del próximo fin de semana haya retrasos con los vuelos con origen y destino a la Península y Europa.