El Seminari Nou de Palma será albergue temporal de los migrantes del Open Arms. | Gabriel Alomar

26

El Seminari Nou de Palma será el albergue temporal de los ocupantes del Open Arms, tras el acuerdo entre el Govern balear y el Obispado de Mallorca para habilitar este espacio de forma provisional y equiparlo con el mobiliario del albergue de La Victoria.

Después de que el Gobierno haya informado de que Palma será el puerto elegido para acoger la llegada de los ocupantes del Open Arms, el Govern ha detallado en un comunicado que lleva días en contacto con la Delegación del Gobierno en las islas, el Consell de Menorca y el Ayuntamiento de Mahón para buscar posibles equipamientos donde puedan alojarse los ocupantes del buque, a la espera de ser redistribuidos.

Gracias a la colaboración del Obispado de Mallorca, el Seminari Nou será el albergue temporal de los inmigrantes, un lugar que, según la consellera balear de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, «es un buen equipamiento porque tiene muchas habitaciones, baños, cocina y espacios comunes».

«Además, ahora mismo no está ocupado y no afectará a otros espacios comunitarios posibles», ha indicado. El edificio que ahora se empleará de forma temporal por los rescatados por el Open Arms ya se había contemplado por la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes para darle uso como equipamiento para otros fines y por eso ya se conocía su disponibilidad.

El seminario será su alojamiento temporal mientras estas personas son reubicadas en otros países de Europa.

Para acondicionarlo, el Govern aprovechará que el albergue de La Victoria en Alcudia está cerrado en la actualidad para utilizar sus colchones, camas, ropa de cama y mobiliario del comedor.

Durante los próximos días, y a la espera de que llegue el barco de Open Arms se harán pequeños trabajos para terminar de acondicionar el espacio.

Tal como ha comunicado la Delegación de Gobierno, las primeras horas tras la llegada de los migrantes del Open Arms se dedicarán a identificarlo y supervisar su situación. Después serán trasladados al Seminario.

Su estancia estará gestionada por Cruz Roja a través de un convenio firmado con el Gobierno central.

El Govern ha recordado que Baleares se declaró «tierra de acogida» en marzo de 2017, a raíz de la crisis del Aquarius, cuando expresó su solidaridad con las dificultades y los peligros que vive mucha gente en el Mediterráneo. En 2018 acogió a 16 inmigrantes del Aquarius.

En Baleares, hay dos albergues, uno en Son Rapinya y otro en la Playa de Palma, que suman 77 plazas y que dan respuesta a la crisis humanitaria de los refugiados.
Por otra parte, el delegado del Gobierno en funciones en Baleares, Ramon Morey, ha convocado mañana a las 12.30 horas una reunión de coordinación con responsables de todas las administraciones y entidades implicadas en la organización del dispositivo para la llegada al puerto de Palma del barco Open Arms y ofrecer un trato humanitario a sus ocupantes.

El buque de la Armada española Audaz iniciará esta tarde una travesía de tres días desde Rota (Cádiz) hacia la isla italiana de Lampedusa para hacerse «cargo de las personas acogidas» en el Open Arms y acompañar al barco al puerto de Palma.