Imágenes de una de las convocatorias de oposiciones celebradas este 2019. | Josep Bagur Gomila

22

Un total de 850 docentes de Baleares que formaban parte de la lista de interinos han conseguido consolidar su puesto de trabajo con una plaza fija tras las oposiciones convocadas por la Conselleria de Educación en las que se ofrecían 1.070 plazas.
Tras estos resultados, la tasa de docentes interinos se situará por debajo del 30 % por primera vez en una década, ha explicado este martes en una nota la Federación de Enseñanza de CCOO.

En Baleares, 4.291 personas se apuntaron para optar a 1.070 plazas para esta convocatoria, aunque se presentaron a la oposición 3.044 y la primera parte de la primera prueba la superaron 1.356 personas.

Han salido a oferta casi 2.100 plazas en dos años y el balance global entre las dos convocatorias ya realizadas es «bastante positivo», ha asegurado el sindicato.
CCOO ha detectado «un descenso importante tanto en el número de aspirantes presentados como en el número de aspirantes que han superado la primera prueba de las oposiciones», con un nivel de éxito del 31 %.

El sindicato ha recordado que esta última convocatoria de oposiciones para docentes se ha realizado gracias al acuerdo de mejora de la ocupación pública firmado con el Ministerio de Hacienda en 2017 con el objetivo de reducir hasta el 8 % el porcentaje de temporalidad del sector público.

La mayor convocatoria de las oposiciones de funcionarios docentes no universitarios de la última década se celebró el pasado 22 de junio y participaron alrededor de 200.000 personas que competían por lograr una de las 30.562 plazas que se ofrecían en toda Esopaña.

Este año se han podido convocar 1.070 plazas más de las que estaban programadas para los años 2018, 2019 y 2020, ha recalcado CCOO.
El sindicato ha agradecido en una nota el trabajo de los tribunales formados por docentes de los centros escolares que han evaluado las pruebas de los aspirantes a una plaza en la educación pública.