El conseller Iago Negueruela, con Rafael Roig y Maria Frontera. | Jaume Morey

3

El nuevo conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela, desvinculó este miércoles que la fusión de estos dos departamentos en una única Conselleria tenga que ver con la voluntad del Govern de extremar la vigilancia laboral sobre el sector turístico. «No es un mensaje de que vamos a hacer una vigilancia especial», zanjó tajante Negueruela.

El conseller aseguró que su departamento seguirá haciendo cumplir las normas laborales en todos los sectores, incluido el turístico, como se ha venido haciendo hasta ahora.

«Nuestro sector más importante es el sector servicios y por tanto es en el que más hemos trabajado y más trabajo se ha hecho conjuntamente por luchar contra la precariedad, pero no específicamente con los hoteleros. Se han hecho grandes avances en todo el sector servicios», insistió Negueruela, cuyo cargo oficial es conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball.

El nuevo responsable de Turisme tiene la misión de negociar y llevar al Parlament una ley del todo incluido que no fue posible en la anterior legislatura, pero que ha vuelto a quedar incorporada en el acuerdo firmado por PSIB, Més y Podemos. No quiso poner fecha a la aprobación de esta regulación, pero insistió en que se respetarán los acuerdos de gobernabilidad.

Negueruela se comprometió a seguir trabajando por la mejora de la calidad en el empleo y por una sociedad «más justa y más igualitaria».

El conseller también se refirió al impuesto turístico y aseguró que el Govern no tiene previsto introducir cambios por ahora porque es «una herramienta muy importante». «Es crucial, fue uno de los grandes logros de la legislatura pasada y desde luego seguiremos trabajando en el desarrollo del impuesto de turismo sostenible como hasta ahora», afirmó el conseller.

Calle Montenegro

El nuevo conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, tendrá su despacho oficial en la actual sede de la Conselleria de Turisme, en la calle Montenegro, cerca del Consolat. En las dependencias de la actual Conselleria de Treball, ubicadas en el polígono de Son Castelló, estará el vicepresident, Juan Pedro Yllanes, que asume Comerç i Indústria, competencias que hasta ahora había gestionado Negueruela.