El volumen de negocio en las empresas turísticas de Mallorca y resto de islas está un 30 % por debajo del pasado año, principalmente en los sectores de restauración y oferta complementaria. | Pilar Pellicer

105

Hoteleros de Mallorca no logran mejorar la ocupación de sus establecimientos para junio, julio y agosto ni con descuentos de hasta un 40 %, debido a la guerra de precios que impera en estos momentos en los países del Mediterráneo oriental, principalmente en Turquía y Egipto, para captar la mayor cuota de mercado turístico europeo.

Los hoteleros turcos, egipcios y tunecinos han iniciado en las últimas semanas una campaña de rebajas impensables por las empresas en la pasada ITB de Berlín, que ha roto todas las previsiones de touroperadores, aerolíneas y empresarios turísticos de Balears, los cuales no pueden hacer frente a las ofertas que realizan estos destinos competidores.

Preocupación

Las cadenas hoteleras de las Islas coinciden en señalar que «se esperaba una caída durante esta temporada turística, pero no la catarata en la que estamos inmersos. No se puede competir con Turquía y Egipto a base de precios, porque ello afecta de lleno a la cuenta de resultados».

La causa que ha provocado la estrategia de los hoteleros turcos, en concreto los de la riviera mediterránea de Antalya, es que no logran llenar sus establecimientos y se han marcado como objetivo lograr el cien por cien de ocupación echando mano de cualquier promoción y comercialización para atraer el mayor número de turistas alemanes y británicos, en detrimento de los destinos vacacionales de Balears.

Los incentivos para incrementar la venta de reservas llegan hasta el límite de que empresarios turcos ofertan complejos de cinco estrellas por 330 dólares (alrededor de 280 euros) por una estancia de diez días en régimen de media pensión, lo que supone que por cada noche el cliente únicamente tiene que abonar 28 euros. Un turista del Imserso en Balears paga 22,50 euros por noche en un establecimiento de tres o cuatro estrellas. Esta oferta nunca se había visto hasta la fecha en el mercado, de ahí la sorpresa de todos los responsables de márketing y de contratación de las cadenas hoteleras de Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera.

Las aerolíneas británicas, alemanas y escandinavas mantienen, de momento, los ‘slots’ (movimiento de aviones en franja horaria) programados en Son Sant Joan para junio, julio y agosto, pero los desvíos de frecuencias enteras se están produciendo en los últimos diez días por falta de demanda hacia las Islas y crecen la misma hacia los países del Mediterráneo oriental. Los touroperadores Thomas Cook y TUI, así como Alltours, FTI y resto de grupos turísticos alemanes, no pueden ya soportar en sus finanzas un verano sin beneficios y actúan con criterios puramente empresariales sin mirar en los destinos ni países.

Esta coyuntura negativa es lo que hace prever, según hoteleros de Mallorca, que «los gastos superen a los ingresos en julio y agosto, ya que a la bajada de ocupación hay que sumar el incremento de los costes fijos este verano».