El Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) con que cuenta Correos en el Polígono de Can Valero es capaz de clasificar 6.000 paquetes por hora en las épocas de mayor actividad. | Redacción Local

15

Un total de 503.991 personas de entre 16 y 74 años de Baleares realizó compras por Internet el pasado año, lo que representa más de la mitad de la población de esta franja de edad residente en las Islas, que asciende a 865.547 personas. Así se desprende de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúan a Baleares como una de las comunidades donde más compras online se llevan a cabo. El porcentaje de ciudadanos de las Islas que lleva a cabo a esta práctica está por encima de la media estatal, una tendencia que se repite desde el 2010 según un estudio de EAE Business School realizado el pasado año.

Por tipo de producto, los alojamientos de vacaciones y otros servicios para el viaje son los que lideran el ranking, como se aprecia en el gráfico adjunto, aunque material deportivo y ropa les siguen de cerca. No en vano, los comerciantes de Baleares, tanto de grandes superficies como del pequeño y mediano comercio, coinciden en afirmar que las plataformas online se han convertido en un nuevo actor y en su principal competidor.

En cuanto al origen del vendedor, la inmensa mayoría de ciudadanos de las Islas, poco más del 80 %, realizaron compras dentro del Estado español, mientras que solo un 33 % adquirieron productos fuera de la Unión Europea. Este dato pone de manifiesto el auge del comercio electrónico aunque muchas de estas adquisiciones se puedan encontrar en una tienda física.

La mayoría de grandes distribuidores, caso del grupo de moda Inditex, han apostado en los últimos años por potenciar el comercio electrónico, con aplicaciones y páginas web que facilitan la compra. Desde hace varias temporadas muchas marcas de moda adelantan las rebajas a la medianoche en sus portales de Internet y a lo largo del año ofrecen promociones que solo se pueden adquirir online.

Oportunidad

En este campo, el comercio de proximidad juega con desventaja y es consciente de ello. Sin embargo, el presidente de Afedeco, Antoni Gayà, reconoce que hay que ver a Internet «como una oportunidad y no solo como a un competidor» ya que «sería una buena herramienta para dar salida al excedente de stock y a productos que no se venden en la tienda». «Hay que buscar la manera de no competir con Internet», sentenció.

En cualquier caso, Gayà admitió que se trata de un mercado «complicado», por lo que aboga por la unidad empresarial del comercio de proximidad para impulsar una gran plataforma de ventas online para el sector.