Imagen de las obras en Son Puig. | Redacción Local

1

Tras el acuerdo alcanzado hace unos meses con Red Eléctrica para alejar las torres de alta tension de las viviendas de Son Puig, este viernes han dado comienzo las obras para el soterramiento del último tramo del trazado.

Noticias relacionadas

En febrero de 2018 se acordó que el Ajuntament de Palma debería pagar 1.098.000 euros por modificar el proyecto de las torres de alta tensión de Son Puig para suprimir la torre 14 (la más cercana a las viviendas) y desplazar la 13 hacia el camino del cementerio, alejándola de las casas, lo que supone incrementar el tramo soterrado en 310 metros.

Los vecinos de Son Puig acusaron en el mes de diciembre al regidor José Hila y al alcalde Antoni Noguera de «mentirosos», ya que no cumplían en acuerdo. «No basta mi voluntad. Yo firmaría, pero la firma del técnicos no está. Si no quieren firmar no puedo hacer más. No le puedo obligar. Si lo hiciera tendríamos bastante problemas», explicó el regidor de urbanismo José Hila. Los vecinos de Son Puig han comunicado que este fin de semana organizarán un acto para descolgar la pancarta reivindicativa ubicada en la comunidad.