Una pareja de Mahón, entre los intoxicados del restaurante Riff de Valencia

| Mahón |

Valorar:
preload
Dos inspectores de la conselleria de Sanidad valenciana abandonan el restaurante RiFF de València, que permanecerá cerrado al público hasta que se puedan esclarecer las causas de las afecciones gástricas que han sufrido varios clientes del establecimiento.

Dos inspectores de la conselleria de Sanidad valenciana abandonan el restaurante RiFF de València, que permanecerá cerrado al público hasta que se puedan esclarecer las causas de las afecciones gástricas que han sufrido varios clientes del establecimiento.

Efe

Una pareja de Mahón se encuentra entre la lista de 29 personas intoxicadas del restaurante Riff de Valencia, en el que falleció una mujer el pasado domingo tras comer en el establecimiento de lujo.

Los menorquines afectados son Gerardo Gómez y Marialejandra Portal, que el pasado fin de semana visitaron la capital del Turia y el sábado comieron en el restaurante, el mismo menú y en la misma sala que la mujer fallecida horas después.

«En ninguno de los platos notamos nada raro ni pensamos que algo pudiera estar malo. Pero a los cuarenta minutos de salir del restaurante empezamos a tener náuseas. Vomitamos tres o cuatro veces cada uno y también tuvimos que ir un par de veces al baño, pero a las tres horas ya nos estábamos recuperando», relatan los menorquines al diario 'Las Provincias'.

Gerardo Gómez, de 51 años y traumatólogo de profesión, destaca que «no vimos nada sospechoso por la pulcritud de local y la esmerada atención», y que «en ninguno de los platos notamos nada raro». Ya por la tarde su mujer se empezó a sentirse mal y después le tocó a él.

«Como somos médicos siempre llevamos algo encima. Nos tomamos un antiácido y nos hidratamos bien. A las nueve ya estábamos mejor, pero nos quedamos en el hotel. Por la mañana ya no teníamos secuelas y pudimos desayunar con normalidad», explica al diario valenciano.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.