El Supremo sentencia que no se pueden prohibir las gasolineras sin operarios, como quieren el Govern y la patronal isleña. | Redacción Local

10

El Tribunal Supremo ha ratificado el permiso para que se instalen en Baleares gasolineras automáticas al desestimar los recursos que habían planteado el Govern y la patronal de estaciones de servicio de las islas, Aesba, contra el aval previo del Tribunal Superior de Justicia.

La Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) ha informado este viernes de que el Supremo ha sentenciado que no se pueden prohibir las gasolineras sin operarios, como quieren el Govern y la patronal isleña.

En un comunicado, Aesae señala que el alto tribunal estatal ha fallado en favor de la anulación del artículo del decreto de mayo de 2015 en el que el ejecutivo autonómico obligaba a todas las estaciones de servicio a tener personal para atender a los clientes.

Según la patronal de las gasolineras automáticas, la prohibición revocada perjudicaba a los consumidores por reducir la competencia en el sector y eliminar así posibilidades para el abaratamiento de los combustibles en Baleares, que tiene los precios más altos de España.
«Aease sabe que las trabas seguirán, pero cada vez será más difícil justificarlas, pues la sociedad empieza a ver el beneficio de la competencia en este sector», incide la asociación empresarial.