La oferta de licenciados está un tercio por encima de la demanda empresarial, según la Fundació Impulsa. | Ultima Hora

15

El porcentaje de ocupados con formación superior en Baleares es de los más bajos del Estado. El pasado año, el 32,8 % de los empleados de las Islas tenía titulación universitaria, solo por delante de Extremadura y caso diez puntos por debajo de la media estatal, como se aprecia en el gráfico adjunto. Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados el pasado martes y recogidos por la Fundació Impulsa Balears. Su director técnico, Antoni Riera, detalló que el pasado año un 24,6 % de la población activa de las Islas, es decir, que trabaja o busca empleo, tenía estudios universitarios, lo que representa siete puntos más que hace una década, cuando solo representaban el 17,1 %. En el caso de los ocupados también se ha registrado un aumento de diez puntos en los últimos diez años ya que en 2008 el porcentaje de ocupados con estudios superiores era del 22,5 %.

Sin embargo, este incremento de ocupados con titulación universitario ha sido generalizado en el conjunto del Estado, ya que Balears estaba a la cola hace diez años y lo sigue estando ahora, detalló Riera. De todos modos, el director técnico de Impulsa subrayó que en el ámbito de la cualificación «no todo es cuestión de disponibilidad sino que lo importante es que exista adecuación entre la oferta y la demanda», algo que «no existe en Balears», concluyó. En este sentido, detalló que la oferta de mano de obra con estudios universitarios supera en un tercio la demanda empresarial de estos titulados. Por su parte, la oferta de trabajadores con estudios básicos triplica la demanda de las empresas.

En cambio, en el caso de la población con titulación media, es decir con un ciclo de formación profesional de grado medio o superior, la demanda es muy superior a la oferta. Las personas con este nivel de estudios solo permiten cubrir la mitad de los puestos de trabajo disponibles. La presidenta de la CAEB, Carmen Planas, destacó esta carencia y consideró «urgente» aumentar las especializaciones de esta formación ante la falta de población activa con formación específica para trabajar en sectores como el de instalaciones eléctricas, telecomunicaciones, gas, protección contra incendios, climatización, calefacción o fontanería. Señaló, además, que existe una «pérdida de conocimiento que las empresas detectan por falta de enseñanza, caso de oficios como el de pintor, yesero o albañil».