Entrevista a María Cruz Rivera, directora Territorial de CaixaBank | Youtube Última Hora

2

María Cruz Rivera (Barcelona, 1969) es licenciada en Marketing y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, PADE por el IESE y ha obtenido el Transformational Leadership ICLD y el Certificate Leadership de ESADE. Antes de ocupar el actual cargo en Baleares era la directora del Departamento de Comercio Exterior y Tesorería de CaixaBank.

¿Qué estrategia va a llevar a cabo la entidad en Balears?
—Nuestro objetivo es seguir creciendo en clientes y en nuestra vinculación con Baleares. En estos momentos contamos con una red de 168 oficinas, no vamos a abandonar ningún municipio y estamos apostando por la consolidación del modelo de oficina urbana ‘Store’, que complementará a la red de la Part Forana. Nuestro objetivo es mantener la capilaridad como ventaja competitiva respecto al resto de entidades.

¿Cómo van a implementar su presencia?
—En los próximos tres años tenemos previsto invertir 7,5 millones de euros en el nuevo plan de especialización de oficinas, potenciando las 37 oficinas que componen la red rural en Baleares y contar en 2021 con 21 oficinas urbanas ‘Store’.

¿Van a cerrar oficinas?
—Lo único que hacemos es cambiar el modelo de gestión en el que apostamos por la integración para dar la mejor cobertura, especialización y atención horaria. Esto nos obliga a disponer de una plantilla cada vez más formada.

¿Cuál es la cuota de mercado que tienen en las Islas?
—En depósitos fondos de inversión y planes de pensiones somos líderes, con el 25 y el 30 % de cuota de mercado, respectivamente. El 43 % de los habitantes de Baleares operan con nuestra entidad y somos líderes en penetración. El objetivo es seguir creciendo y tener una mayor vinculación. Somos líderes en Baleares y apostamos por transformar nuestra red de oficinas buscando la máxima eficiencia y calidad para los clientes, así como intensificar el modelo de atención remota, digital y continuar extendiendo la oferta con nuevos productos y servicios.

¿Cómo ha evolucionado la inversión crediticia desde enero?
—A nivel global hemos aumentado un 2 % respecto al pasado año, con la clara estrategia de apoyar a nuestros clientes y a las familias en créditos al consumo e hipotecarios. La mejora de la economía de Baleares y el consumo están estrechamente interrelacionados.

¿Qué relación mantienen con el sector turístico?
—Es una apuesta estratégica y de valor. Este año llevamos firmados 800 millones en créditos nuevos en el sector hotelero, lo que representa un 40 % más respecto a 2017. Somos el banco de referencia para el sector turístico y esto, como es lógico, tiene sus frutos, de ahí la valoración positiva de los empresarios.

¿Cómo analiza la coyuntura turística con el resurgimiento de los destinos competidores?
—Hay amenazas y opino que hay que hacer un reposicionamiento proactivo para paliar la bajada de algunos mercados. En este punto, soy optimista porque confío en la capacidad de los empresarios turísticos de Baleares, en este caso hoteleros. No siempre han vivido en bonanza y con las crisis han sabido gestionar muy bien sus capacidades.

¿Apuestan por los emprendedores?
—En CaixaBank apostamos por los proyectos empresariales pequeños y medianos y apoyamos también a los emprendedores. Siempre hemos estado cerca de los empresarios baleares y de los emprendedores, por lo que son y representan para la evolución económica de las Islas. Es aquí donde se encuadra nuestra estrategia de especializarnos en todos lo sectores y ofrecer atención personalizada y el mayor asesoramiento técnico de forma responsable.

¿El ser líderes les posibilita detectar las necesidades en cada zona?
—CaixaBank, gracias a la intensa relación con la población a la que atiende desde la mayor red de oficinas en España, consigue una capilaridad que le posibilita detectar las necesidades locales más urgentes. Ello permite apoyar proyectos sociales de pequeña envergadura, pero que, en conjunto, tienen una gran incidencia en la mitigación de las dificultades de miles de personas.

¿Es aquí donde se entronca la Obra Social ‘la Caixa’?
—Anualmente, la Obra Social ‘la Caixa’ destina una partida específica y descentralizada de su presupuesto a la red de oficinas de CaixaBank en cada territorio. Esta red se hace responsable de la gestión de los fondos asignados promueve actividades en sintonía con las líneas de acción estratégicas de la Obra Social. De esta forma, son las propias oficinas quienes articulan unas ayudas que repercuten de forma directa en el tejido social local.

¿Que priorizan en materia social?
—La política de responsabilidad social de CaixaBank prioriza la inclusión financiera, la acción social o el fomento de la cultura financiera a través de sus políticas de ayuda a los problemas sociales más urgentes como la vivienda, el fomento del ahorro y la previsión o el impulso a los microcréditos a través de Microbank, que es un referente europeo en microfinanzas.

¿Qué evolución tienen en Baleares?
—A lo largo de 2018, la red de CaixaBank en Baleares impulsó un total de 279 iniciativas de Acción social con una inversión de 1,35 millones de euros. Añadir que el compromiso de la Obra Social ‘la Caixa’ con las necesidades de la sociedad en la que desarrolla su actividad financiera y con el bienestar de las personas es uno de sus rasgos más definitorios desde su creación en 1904. Trabajamos para ser reconocidos como una banca socialmente responsable, ofreciendo un servicio excelente con una conducta íntegra y las mejores prácticas de gobierno y gestión. Ponemos en valor la calidad, la confianza y el compromiso social.