La partida más amplia llegara de la mano de los beneficios fiscales. En la imagen, un encuentro entre Armengol y Sánchez el pasado verano en Palma. | Efe

14

El Govern calcula que el nuevo Régimen Especial de Baleares (REB) supondrá compensaciones por valor de unos 500 millones de euros.

La consellera de Hisenda, Catalina Cladera, ha aclarado que más de la mitad, unos 270 millones, llegarán al archipiélago gracias a las medidas fiscales. Los beneficios para el transporte representarán 70 millones al año, y el fondo de insularidad, 150 millones.

Tal y como desveló Armengol, habrá inversiones del Estado ligadas a las insularidad, una partida presupuestaria que situaría a la comunidad en la media de inversión territorializada, ya que en los últimos en diez años ha estado por debajo de la media.

Noticias relacionadas

Esas inversiones específicas se definirán en una Comisión bilateral. Asimismo, destacó que el REB incluye el descuento del 75 % para los residentes en las islas para el transporte aéreo y marítimo interinsular y con la Península.

En estos momentos el ejecutivo negocia con los Ministerios inversiones para el transporte ferroviario, así como para mejorar el saneamiento en el ciclo del agua, con inversiones de hasta el 50 % por parte del Estado, especialmente en las «zonas turísticas maduras».

Este miércoles la presidenta del ejecutivo, Francina Armengol, fue recibida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y confirmó que el nuevo régimen entraría en vigor el próximo año. Tras el encuentro la mandataria balear lo calificó como un «hecho histórico. Contaremos con un REB que nos situará en la media de inversión del Estado», afirmó.