Reciente concentración de los trabajadores de la sanidad privada a la puertas de la Clínica Miramar, afectada también por el ERE del Grupo Juaneda. | Joan Torres

6

El Grupo Juaneda ha comunicado a las organizaciones sindicales que forman parte de la comisión negociadora del ERE que su intención es despedir a un total de 231 personas.

El grupo, que anunció la pasada semana un ERE, ha detallado que 124 son trabajadores de la Policlínica Miramar; 93, de la Clínica Juaneda, y 14, de Juaneda Servicios y Procedimientos.

El sindicato UGT ha lamentado en un comunicado los despidos y sostiene que son «desproporcionados» e «injustificados». Además, apunta a que el número ofrecido por el grupo no ha sido acompañado por ningún listado ni de personas ni de categorías profesionales que se verán afectadas.

Por su parte, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO ha calificado de «indignante» que el expediente de regulación de empleo (ERE) del Grupo Juaneda vaya a afectar al 20 por ciento de la plantilla -231 empleados- de las tres empresas que se van a ver afectadas, tal como se ha informado este jueves en la comisión de negociación.

Noticias relacionadas

Este jueves se ha reunido la comisión de negociación del ERE en lo que ha sido una «primera toma» de contacto que ha servido para la entrega de «la documentación con datos de la empresa y que es obligatorio cumplimiento por la normativa vigente».

CCOO indica que los datos globales de la afectación suponen el 20 por ciento (231 trabajadores) de la plantilla total (1.149) de las tres empresas afectadas (Servicios integrales de sanidad, Agrupación médica balear y Juaneda Servicios y Procedimientos).
A pesar de esto, el sindicato ha precisado que en esta documentación aún no aparecen listados nominales de los afectados, ni tan siquiera el porcentaje de afectación por unidades.

En un comunicado, el Grupo Juaneda ha explicado que hay «informes jurídicos, económicos y de expertos independientes sobre la situación económico-financiera de la compañía y la necesidad de plantear el ERE como medida para salvar la actividad del Grupo sanitario».

Fuentes de la empresa han adelantado que se está creando un Plan Social que «contempla una atención continuada por un periodo mínimo de seis meses, para ofrecer medidas efectivas como la puesta en contacto de los trabajadores afectados con ofertas de trabajo en otras empresas, orientación profesional y formación para facilitar el acceso a esas ofertas y asesoramiento personalizado en todo lo concerniente a su colocación», entre otras medidas.

El próximo lunes los representantes de los trabajadores mantendrán una reunión previa al comienzo de las negociaciones con la empresa que tendrá lugar el próximo miércoles, 14 de noviembre.