0

La Junta de Personal Docente no universitario ha exigido este lunes a la presidenta del Govern, Francina Armengol, que incluya «un mínimo de 1.450 millones» en la partida de educación dentro de los Presupuestos Generales de la Comunidad para el año 2019.

En un comunicado, han pedido que los responsables del Govern cumplan su promesa electoral de llegar a una inversión del cinco por ciento del PIB en Educación; además de otros compromisos no atendidos por parte de la Administración autonómica como la recuperación de las licencias para estudios, la mejora de las ayudas del Fondo Social y la recuperación del poder adquisitivo, 18 horas lectivas, entre otras.

Respecto al inicio del curso 2018-2019, el plenario de la Junta considera que dos de «las cuestiones más negativas» son «las elevadas ratios que sufren muchos de centros de Baleares» y las «malas condiciones» de las infraestructuras de muchas escuelas e institutos, con «un número muy elevado de aulas prefabricadas».

Para la junta, otro de los «grandes déficits» de este comienzo de curso es «la falta de recursos» a la hora de dar una buena atención a la diversidad, así como la necesidad de nuevos centros y equipamientos escolares que no se pueden aplazar.

Por esto, piden que la educación sea «una prioridad real» de la acción política, y que «los anuncios que la presidenta hizo en el Parlamentdurante el Debate sobre el estado de la Comunidad se traduzcan en hechos».