Imagen de una carretera de Can Picafort. | Antoni Pol

4

El Grup Balear d'Ornitologia (GOB) ha reclamado al Consell de Mallorca la paralización de los proyectos de rondas hasta que se apruebe el Plan de Movilidad del Govern.

Según ha detallado en un comunicado la entidad ecologista, el GOB ha presentado alegaciones a las carreteras de s'Alqueria Blanca, Campanet y de Artà, al considerar que son nuevas carreteras de gran tamaño dentro de suelo rústico, «alejadas del núcleo urbano», que «responden a un modelo obsoleto que condiciona las mejoras de movilidad».

Por ello, la entidad ha pedido al presidente del Consell, Miquel Ensenyat, que «rectifique la ejecución de más carreteras del viejo modelo si quiere ser coherente con el discurso de las siglas del partido que lidera».

Este modelo, han asegurado desde el GOB, incentiva «más tráfico de coches, más consumo y fragmentación del territorio y más pérdida de suelo».

«Estas nuevas carreteras de 20 metros con velocidades de 80km/hora no se justifican en absoluto si se tiene en cuenta esta visión integral y sobre todo no se justifican por el impacto crítico que tienen sobre el territorio», han manifestado.

Por ello, la entidad ha pedido que, «sí verdaderamente se está por el ecologismo», se paralicen estos nuevos proyectos que «no son más que ejemplos evidentes de incoherencia política entre palabras y hechos».