Los inmigrantes están siendo trasladados por la Guardia Civil a la Jefatura Superior de la Policía Nacional. | Ana Largo

44

La Guardia Civil y Salvamento Marítimo han localizado entre las 23 y las 2.00 de la madrugada tres pateras en aguas de Cabrera, con 38 inmigrantes a bordo, y otra en Ses Salines, en la que han detenido a 8 hombres en tierra, ha informado la Delegación del Gobierno en Baleares.

Entre los tripulantes, todos varones y en buen estado de salud, han sido identificados 4 menores que serán trasladados a un centro de acogida; el resto pasará a disposición judicial por entrada irregular en el país.

Según la Policía Nacional, todo indica que son de origen argelino.

Los 38 llegados a Cabrera han sido interceptados por Salvamento Marítimo y el Servicio Marítimo y el Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, después de que las pateras hubieran sido detectadas en las inmediaciones del archipiélago de Cabrera por el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE).

Los interceptados en Cabrera han sido conducidos a Porto Pi para desembarcar, todos ellos en buen estado, y han sido atendidos por Cruz Roja y personal del Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut).

Igualmente ha sido localizada más tarde una cuarta patera a la deriva cerca de la costa del municipio de Ses Salines, y la Guardia Civil ha detenido en tierra a 8 hombres que se sospecha que habrían desembarcado con ella.

La Guardia Civil los ha trasladado a sus dependencias de Manacor, a la espera de que también se haga cargo de ellos la Policía Nacional antes de que pasen a disposición judicial.
Con la llegada de estas embarcaciones, en lo que va de año han sido localizadas 7 pateras en las costas de Baleares: 5 en Mallorca, una en Ibiza y otra en Menorca, con un total de 68 tripulantes.

La cifra es muy inferior a la registrada en 2017, cuando llegaron 23 pateras y 267 personas.

La arribada de estas embarcaciones a las costas de Baleares se produce mayoritariamente a través de una ruta desde la zona de la costa de Dellys, en Argelia, aprovechando situaciones de buena climatología.

La última antes de las cuatro de este jueves llegó a mediados de agosto con dos inmigrantes a la zona de Cala Salada, en Ibiza. Antes de eso, a finales de julio llegó otra con 11 tripulantes (3 de ellos menores), localizada a 10 millas al sureste de Cala Figuera.

Anteriormente, llegó otra última embarcación de este tipo a principios de julio a la playa de Canutells, en el término municipal de Mahón, en Menorca.

Si el año pasado llegaron 23 pateras a Baleares con 267 personas; en 2016 fueron tres embarcaciones, la misma cifra que en 2015, mientras que en 2014 se localizaron dos.