En la zona de Magaluf y Punta Ballena se han incoado 19 expedientes sancionadores por ilegalidades. | Michel's

20

La Conselleria de Turisme ha incentivado la labor inspectora durante los meses de junio, julio y agosto en Mallorca en los principales sectores para erradicar prácticas ilegales e incumplimientos de la actual normativa turística vigente.

La actuación más importante se ha centrado hasta la fecha en establecimientos de restauración y ocio nocturno. Durante los meses de junio y julio se han inspeccionado 449 establecimientos, habiéndose incoado 142 actas de sanción, de las cuales 44 se han formalizado por operar de forma ilegal.

Esta campaña se ha centrado en Alcúdia, Cala Rajada, s’Arenal, la Platja de Palma, Cala Millor y Magaluf (Punta Ballena). El pasado año se visitaron 229 establecimientos.

La Conselleria de Turisme, asimismo, realizará inspecciones en agencias inmobiliarias, hoteles para impedir casos de sobreocupación en la oferta de alojamiento, el sector de los guías turísticos y empresas de rent a car. Desde Turisme apuntan que el hecho de que se hayan impuesto sanciones a portales de alojamiento colaborativo y propietarios de pisos de alquiler «ha hecho variar la curva, de ahí que las agencias inmobiliarias controladas hasta la fecha muestran un mismo comportamiento: han suprimido la oferta de alojamiento que no está inscrita en la Conselleria».