Jaume Matas, durante el juicio del ‘caso Ópera’ en la Audiencia. | Teresa Ayuga

18

La Fiscalía Anticorrupción pide cinco años más de cárcel para el expresident Jaume Matas en el caso Turisme Jove.

Es el tercero de los juicios que tiene pendientes el exministro junto a los casos ‘Over’ y ‘Son Espases’. En total afronta peticiones de cárcel que suman catorce años y medio y comenzará a ventilar estos procedimientos el próximo otoño. Por primera vez, Matas llegará a juicio preso: desde hace un mes cumple en Aranjuez la condena de tres años y ocho meses que le fue impuesta por el ‘caso Nóos’.

En este caso, Matas se sentará en el banquillo después de la denuncia del exdirector general de Joventut, Juan Francisco Gálvez. Éste pactó una condena con la Fiscalía en la parte principal del ‘caso Turisme Jove’. Esa acuerdo incluyó una declaración en la que Gálvez afirmaba que Matas le ordenó pagar 108.000 euros a Jesús García Oeo, exconcejal del Partido Popular en Calvià y que entonces había perdido un contrato con el Govern. Para compensar al antiguo cargo popular se le abonó esa cantidad contra una serie de siete facturas falsas por supuestos alojamientos en hoteles de Portugal que nunca se llevaron a cabo.

A partir de esa denuncia se abrió una pieza separada en la que el único acusado es Matas dado que tanto Gálvez como García Oeo ya fueron condenados por delitos similares en el ‘caso Turisme Jove’.

La Fiscalía acusa al expresident de delitos de prevaricación, malversación y falsedad. Apunta al «papel director» del expresident en la «planificación e ideación de los delitos, del control que tenía sobre el personal y de la gravedad del perjuicio ocasionado al Govern». El juzgado ya ha dictado auto de apertura de juicio oral y la causa está en la Audiencia pendiente de reparto y señalamiento.

Matas deberá comparecer en noviembre en el ‘caso Over’, el único de los proceso que tiene señalados, junto con José María Rodríguez, donde afronta también una petición de cinco años.

Más tarde lo hará por el ‘caso Son Espases’.