Un edificio de la calle Aragón de Palma que fue ocupado de forma ilegal hace unos meses. | Jaume Morey

26

Los juzgados de Primera Instancia de Palma han recibido ya las primeras demandas para aplicar la nueva normativa que permite echar a okupas de una vivienda en un plazo que rondará los 20 días.

La normativa entró en vigor el pasado día dos de julio y plantea una enorme agilización en los plazos para que el propietario pueda recuperar la vivienda. Hasta ahora ese procedimiento se podía prolongar durante meses en la jurisdicción Civil y muchos casos acababan en juzgados de Instrucción donde en muchas ocasiones se archivaban al no llegar a ser delito.

El ‘desahucio exprés’ permite que las usurpaciones de viviendas queden resueltas con una notable agilidad, pero sólo cuando las víctimas son particulares, la Administración u organizaciones no gubernamentales. Los mayores propietarios de pisos vacíos, los bancos, no pueden acogerse a esta normativa. Esta limitación excluye en la práctica de este procedimiento casi instantáneo a la mayor parte de los casos que se presentan en Mallorca.

En trámite

Una de las demandas interpuestas esta semana en Palma estaba pendiente de reparto. Una vez que haya llegado a un juzgado se notificará de forma inmediata el inicio del procedimiento al ‘okupa’ que tiene un plazo breve de cinco días para demostrar que está de forma legítima en esa vivienda. Si en ese plazo no aporta un documento que así lo acredite, el juez dictará un auto que no se puede recurrir y que le obliga a dejar la vivienda.

En paralelo, la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil que acaba de entrar en vigor prevé que se notifiquen los casos a los servicios sociales para que éstos puedan actuar si existe una situación de vulnerabilidad.

Los casos de ocupaciones de pisos en Mallorca se han reproducido desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Son particularmente frecuentes en algunos barrios de Palma como Son Gotleu y la Soledad, si bien han planteado problemas serios en otras zonas de la Isla como Marratxí o San Agustín. Incluso se han dado casos en urbanizaciones de lujo.

Archivos en los juzgados de Instrucción

En las últimas semanas se han producido numerosos archivos de causas por usurpación en los juzgados de Instrucción. Se trata casi siempre de delitos leves y, tras alguna sentencia de la Audiencia Provincial que revocaba condenas se han extendido los archivos.

Esta era una vía a la que recurrían de forma habitual entidades bancarias. El criterio de esas sentencias es que los bancos no habían llegado nunca a ostentar el dominio efectivo de las viviendas que llevaban años vacías.