Cladera lamenta que Baleares no se beneficiará de la flexibilización del déficit

| Palma |

Valorar:

La consellera de Hacienda, Catalina Cladera, ha lamentado este viernes que Baleares no se beneficie de la flexibilización del techo de déficit para el próximo año porque tendrá superávit, por lo que confía en que el Gobierno cumpla su compromiso de modificar también la regla de gasto que limita las inversiones.

«La regla de gasto impide que toda la mejora se pueda emplear en inversiones», ha señalado Cladera, que ha elogiado que el Ministerio de Hacienda haya aceptado ampliar en dos décimas el límite de déficit de las comunidades autónomas.

La consellera ha explicado que aunque pasar de un límite de déficit del 0,1 % al 0,3 % representa en teoría «60 millones más» para Baleares, en realidad «no hay mejora económica» porque las arcas públicas de las islas ya cerraron 2017 con superávit, el presupuesto de este año está elaborado con una previsión de equilibrio y para el próximo ejercicio el planteamiento es similar.

Lo que beneficiaría al archipiélago, ha resaltado es que se modifique la regla de gasto para que «los ingresos se puedan trasladar en mayor cuantía al presupuesto para gastos» y que se permita destinar el superávit a inversiones, medidas que está estudiando el Ministerio de Hacienda, ha resaltado Cladera.

La responsable de la Hacienda autonómica ha elogiado el «cambio de actitud» de la nueva ministra, María Jesús Montero, respecto a su antecesor, Cristóbal Montoro, puesta de manifiesto en la rápida flexibilización del techo de déficit y en la predisposición ha abordar la relajación de la regla de gasto y otras medidas reclamadas por las administraciones autonómicas.

Esa «actitud mucho más positiva» y la confianza ante la «apertura a flexibilizar las reglas fiscales» motivaron el voto favorable de Baleares a las medidas propuestas por el Gobierno en la reunión que celebró ayer el Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Cladera ha explicado que en la reunión se abordó también «otro tema fundamental», la reforma de la financiación autonómica, y se «acordó iniciar la negociación política» a partir de septiembre, un notable avance dados los «cinco años de retraso» acumulados, ha incidido.

La consellera se ha mostrado optimista respecto a la disposición del ejecutivo central a facilitar que comunidades autónomas que han superado el déficit, como Baleares, vayan avanzando hacia la «desconexión de los fondos de liquidez» para financiarse en el mercado bancario.

Su departamento, ha detallado, elabora un plan en este sentido con la perspectiva de un plazo de «cuatro o cinco años» para «desconectar completamente»

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.