Las obras de este enlace han sido visitadas este martes por la consellera de Territorio, Mercedes Garrido. | Pere Bota

14

La rotonda elevada que unirá la vía conectora con Son Ferriol en la zona de la carretera vieja de Sineu ha comenzado este martes a ser una realidad después de la instalación de tres enormes vigas de 27 metros de longitud y 65 toneladas de peso cada una de ellas que sostendrán la rotonda y el paso de los vehículos por la zona.

La consellera de Territori del Consell, Mercedes Garrido, ha asistido a la colocación de estas estructuras, que han venido desde Tarragona en un buque especial.

Garrido ha explicado que esta rotonda se construye porque la vía conectora irá rebajada, hundida con respecto a la cota de la carretera actual, lo que amortiguará el ruido de tráfico a las vecinos.