El juez investigará si el ataque de Joan Font a un estand soberanista fue un delito de odio. | R.L.

26

El juez Íñigo Ares González, titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, investigará a Joan Font Rosselló, exdiputado del PP y exdirigente de la Fundació Jaume III, por si cometió un delito de odio al atacar el 7 de octubre de 2017 el tenderete de la Assemblea Sobiranista de Mallorca en la calle Sant Miquel, de Palma.

Font participaba en una manifestación «por la unidad de España». Se acercó al tenderete y mantuvo una discusión con Cristòfol Soler, entonces presidente de la entidad soberanista. Font admitió que se había acercado al puesto de la Assemblea para pedir que lo desmontaran. Fue grabado y fotografiado por el denunciante, Josep Palou.

Se le ve encarándose a Soler y también a dos agentes, mientras unos manifestantes le sujetan. Las imágenes también muestran cómo, tras la discusión, Font da manotazos para desmontar y romper el tenderete.

El acusado primero negó los hechos; después, y tras conocer la existencia del vídeo, dijo que su actuación fue «para defender el orden constitucional».

Noticias relacionadas

En un principio Font fue denunciado por daños leves, pero el juez aprecia algo más: «Lo que indiciariamente podría constituir un delito de odio», dice el auto. El Código Penal establece que este delito puede ser castigado con pena de prisión, de entre uno y cuatro años.