Ramón Domingo dice que debe reprobarse la acción de Domènch, no la suya. | Pere Bota

11

Ramón Domingo Arnau, denunciado en el juzgado por el soberanista Manel Domènech por publicar una imagen de su casa en su cuenta de Facebook, asegura que esta acción judicial «no tiene fundamento y lo demostraré». La denuncia incluye fotos de Domingo exhibiendo armamento.

El denunciado afirma que «las armas que aparecen son de airsoft, no son auténticas. La única que lo es pertenece a una visita que hice al portaaeronaves Juan Carlos I, con la que me fotografié igual que hacen otras muchas personas». En mi casa no hay armas».

Ramón Domingo no puso pies de foto en estas imágenes ya que «mi intención no era amenazar a nadie. Domènech no puede decir lo mismo porque en su cuenta en las redes sociales ha colgado a encapuchados armados con esteladas y ha calificado a los máximos representantes del poder judicial, fotografiados junto al Rey, como ‘la manada’». Para Domingo, «Domènech sí amenaza con su apología del independentismo».

Ex de la Armada

Noticias relacionadas

También señala que «he sido militar profesional, cabo primero de la Armada, aunque ahora me dedico a otras actividades».

Destaca además que «sigo siendo un ciudadano solidario y he participado en operaciones de salvamento marítimo en Mallorca». Indica que «las fotos que yo mismo he publicado y en las que aparezco con militares profesionales o guardias civiles se deben a que sigo manteniendo mi amistad con ellos y participo en actos que organizan».

Respecto a la imagen de la fachada de la casa de Domènech señala que «está hecha desde el exterior. Allí se ve una estelada colgando, un símbolo que va contra la unidad de España. También se ve un anuncio de Pepsi Cola. ¿Qué problema hay en fotografiar una propaganda de Pepsi?». Indica además que «en el balcón de la casa de Domènech hay cristales rotos adheridos con cemento. Eso es ilegal».

Domingo es miembro de la asociación de exalumnos de la Guardia Civil y miembro de la Unión Monárquica, «que no puede decirse que sea una organización proviolencia. Todo lo contrario».