Puntos de recogida en el casco antiguo de Palma. | Redacción Local

8

A partir de marzo se pondrá en marcha la segunda fase de la recogida selectiva móvil, un sistema que ya empezó a funcionar hace seis meses en tres barrios del casco antiguo y que ahora se ampliará al resto del centro histórico. La presidenta de Emaya, Neus Truyol, explicó que la primera fase afectó a cerca de 5.000 residentes y con la ampliación llegará a 14.000 habitantes.

Truyol detalló que el 5 de marzo comenzará la implantación del puerta a puerta comercial, que es el sistema de recogida complementario para comercios hoteles, escuelas... y el 12 de marzo se comenzará a aplicar por fases la recogida selectiva móvil para los vecinos, empezando por la zona de la Seu. A partir de ahí, el 19 de marzo se implantará en el barrio de Cort, el 9 de abril en Sant Nicolau, el 23 de abril en la Llotja-Born y Puig de Sant Pere y el 30 de abril en el barrio de Sant Jaume. En total se implantan 27 nuevas plataformas, que sumadas a las 18 existentes actualmente, conformarán un total de 45 plataformas de contenedores.

La presidenta de Emaya informó también de que se va a modificar el calendario de recogida de residuos a petición de los residente, de forma que «a partir de ahora todos los vecinos tendrán más días de recogida selectiva que de rechazo».

Por último, Truyol recordó que en los tres barrios donde ya está implantado el sistema el porcentaje de reciclado ha llegado a ser de 72 %, «y ahora, con la ampliación, esperamos, si no se puede alcanzar esta cifra, al menos mantenernos entorno al 50 o 60 % de recogida selectiva».