En diciembre del pasado la socimi de inversión hotelera Hispania y Alchemi compraron cinco hoteles en las Islas dos en Canarias por valor de 176 millones de euros. La cadena Alua Hotels & Resorts los gestiona en la actualidad. | Redacción Local

13

La planta hotelera de Mallorca se ha convertido en objetivo prioritario para fondos de inversión procedentes de Estados Unidos, Arabia, Reino Unido y Alemania para comprar establecimientos. En estos momentos, en el cómputo de los últimos tres años, más de cien hoteles propiedad de pequeñas, medianas y grandes cadenas han recibido algún tipo de oferta.

«Nos están tocando a todos y cada uno actúa según sus propios planes estratégicos. En estos momentos hay mucho dinero circulante y los fondos de inversión tienen que buscar la máxima rentabilidad, de ahí que los hoteles, por los volúmenes de ingresos que registran anualmente desde hace tres temporadas, son el objetivo prioritario. Mallorca, en este sentido, es el enclave más buscado», apuntaban este martes empresarios hoteleros de la Isla.

Uno de los fondos más activos hasta el momento en Mallorca es el de capital estadounidense KKR, que el pasado año formalizó la operación de compra de la cadena Intertur.

Blackstone, también norteamericano, ha puesto la oferta hotelera balear en su punto de mira. La última operación inmobiliaria ha sido integrar todos los hoteles con participación del Popular (Santander) y del Banco Sabadell.
Los otros fondos representados por intermediarios son HI Partners y KKH Capital Partners con Perella Weinberg Real Estate.

Las zonas donde los intermediarios están contactando con empresarios hoteleros son toda la Bahía de Palma (Platja de Palma hasta Calvià), Alcúdia-Can Picafort, Platja de Muro, Capdpera y Cala Millor.