El virus de la hepatitis A está asociado a una higiene deficiente. | Redacción Local

12

El Servicio de Epidemiología de Baleares ha identificado 40 casos relacionados con el brote de hepatitis A iniciado en un restaurante de Palma, de los que 29 son personas que comieron en el restaurante, 5 son personas trabajadoras, entre las cuales se encuentra la que inició el brote, y 6 más son casos terciarios, es decir, que se han contagiado a partir de los anteriores.

De momento no hay ningún caso en personas que comieron en el restaurante que haya iniciado síntomas después del 25 de diciembre, es decir, que todas se han contagiado a partir del primer caso durante la segunda quincena del pasado mes de noviembre.

Por otra parte, se han enviado 16 muestras al Centro Nacional de Microbiología para realizar pruebas de filogenia, que permitirán verificar la cadena de transmisión entre personas.

La Dirección General de Salud Pública y Participación recuerda que la hepatitis A es una enfermedad vírica de transmisión oral-fecal, que se transmite por contacto estrecho con personas infectadas, o a través de agua o alimentos contaminados.

Noticias relacionadas

Para evitar el contagio es preciso que las personas con hepatitis A sigan escrupulosamente las normas de higiene y de lavado de manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.

Así mismo, desde Salud Pública recuerdan que los establecimientos que elaboran o sirven alimentos son responsables de que las personas que trabajan sigan escrupulosamente dichas normas de higiene y lavado de manos.

Cuando se detecta un caso de hepatitis A todas las personas que conviven o se relacionan de forma estrecha con la afectada tienen que acudir a la mayor brevedad a su centro de salud, puesto que es necesario que reciban medidas preventivas, unas medidas que por otra parte sólo son efectivas durante las primeras dos semanas después del inicio de los síntomas.