Dos mujeres pasan por delante del escaparate de una agencia inmobiliaria de las Islas.

62

El Govern ha decidido crear 22 nueva plazas funcionariales en la Conselleria de Territori. Cuando la Ley de Vivienda que ahora tramita el Parlament entre en vigor, necesitará más personal para aplicarla. Concretamente una plantilla «de inspección y rastreo de viviendas vacías en manos de grandes tenedores», según se explica desde el Ejecutivo. También precisa reforzar el personal que tendrá que tramitar las diferentes ayudas que incorpora la norma, una de las más novedosas de España y que tiene el aval de Podemos.

La Ley de Vivienda es, junto a la de Urbanismo, que entró en vigor el 1 de enero, una de las de mayor calado político del Govern. El Ejecutivo estrena año con una modificación de la relación de puestos de trabajo que supone la creación de 71 nuevas plazas que saldrán a concurso en los próximos meses. 22 dependerán de Territori, pero no son las únicas. Educació, Presidència, Innovació e Institut de la Dona también aumentarán su personal para concretar diversas actuaciones.

Fuentes del Govern precisan que ninguna de estas plazas se elegirá ‘a dedo’, que no son puestos de confianza ni asesorías. El PP lleva quejándose hace tiempo del aumento del personal eventual de gabinete más vinculado a la Presidència del Govern y ha planteado varias preguntas en el Parlament.