Imagen del depósito de escorias en la zona de Son Reus. | M. À. Cañellas

4

El Consell dará luz verde a la ampliación del depósito en el que acaban las cenizas de la planta incineradora después de que la Comissió Balear de Medi Ambient le dé el visto bueno definitivo esta misma semana muy probablemente.

La ampliación, que ya tiene el visto bueno de los técnicos, supondrá tanto el recrecimiento del vaso que ya existe, que podrá crecer hasta los 20 metros de altura, como la construcción de un nuevo base junto al actual. El recrecimiento servirá para depositar las cenizas mientras duran las obras del nuevo depósito.

Las obras posibilitarán que se sigan depositando las cenizas de Son Reus durante los próximos 13 años. Tirme, la empresa que gestiona las instalaciones de tratamiento de residuos, había solicitado una ampliación hasta el fin de la concesión, es decir, otros 35 años más.

Oposición del GOB

La ampliación del depósito se llevará a cabo con la oposición del GOB, que ya votó en contra de este proyecto en la reunión técnica de Medi Ambient que analizó este asunto.

Noticias relacionadas

El GOB considera «sorprendente» que el Consell apoye esta ampliación, que además contará con el aval del Govern. También denuncia el «sometimiento» de la voluntad política a las expectativas de la empresa Tirme de seguir incinerando.