Hidalgo prevé que Globalia cierre 2017 con beneficios tras el cambio generacional

| Madrid |

Valorar:
preload
Juan José Hidalgo junto a la tripulación del vuelo inaugural de Air Europa a la ciudad brasileña de Recife.

Juan José Hidalgo junto a la tripulación del vuelo inaugural de Air Europa a la ciudad brasileña de Recife.

@AirEuropa

Globalia, que aglutina a empresas como Air Europa, Halcón Viajes, BeLive Hotels o Travelplán, espera cerrar 2017 con beneficios tras finalizar el cambio generacional en la dirección de la compañía, según ha señalado el presidente del grupo, Juan José Hidalgo, en el acto inaugural del primer vuelo de la compañía aérea a la ciudad brasileña de Recife.

«Seguro que Globalia va a acabar en beneficios», ha dicho Hidalgo, quien ha aclarado que no todas las ramas del grupo cerrarán en 'números negros'. «El grupo está compuesto de varias sociedades y sus resultados van al mismo sitio, algunas aportan beneficios, otras tienen problemas y otras están equilibradas», indicó.

En 2016 el grupo turístico registró unas pérdidas de 17,87 millones de euros, lo que supone un incremento del casi 3 millones respecto a los 14,85 millones de pérdidas registrados en 2015, debido a la provisión de fondos retenidos en Venezuela. Su volumen de negocio creció un 5%, hasta los 3.545 millones de euros. El 47% de los ingresos fueron los correspondientes a la división aérea.

No obstante, Hidalgo ha hecho hincapié en que «no hay que preocuparse» y que «las cosas van bien» en el grupo turístico de cara al cierre de un año en el que su hijo, Javier Hidalgo, se ha convertido en el consejero delegado del grupo. El empresario colocó a su hijo Javier Hidalgo al frente del día a día de la compañía como primer ejecutivo a finales de septiembre de 2016.

Sobre su hijo ha dicho que está «muy satisfecho, porque ha cogido el cargo con responsabilidad». Hidalgo se ha mostrado tranquilo sobre el cambio generacional en la dirección del grupo y satisfecho con cómo está evolucionando la compañía.

En cuanto a los movimientos en el capital de la compañía, Hidalgo ha dicho que «quien quiera comprar que compre y quien quiera vender que venda», respecto a la posibilidad de que su hermano, poseedor del 9,1% del capital, vendiera parte de sus acciones. «Si yo tuviera dinero compraría», sentenció el presidente del grupo, que controla el 51% del capital de la sociedad.

Al empresario salmantino, su máximo accionista, le siguen Banco Santander (9,9%) por la compra de Popular, Unicaja (7%), Abel Matutes (5,14%) -que adquirió su parte al hijo de Hidalgo-, su hermano Juan Antonio (9,1%), sus hijas (María José y Cristina, con un 5,14% cada una) y su mujer, Avelina Gutiérrez (5%), además de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno (2%).

Pone el foco en nuevos destinos

En el día de la inauguración de la nueva ruta a la ciudad brasileña de Recife, Hidalgo ha señalado la intención de Air Europa de seguir ampliando destinos para el próximo año, en el que esperan cerrar una ruta a Panamá, «objetivo prioritario e inmediato» para la compañía aérea.

La nueva ruta a Recife, que cuenta con una media de ocupación superior al 85% para el próximo mes, fue idea del nuevo consejero delegado. Sobre la conexión, Hidalgo se ha mostrado muy satisfecho, igual que con la evolución de sus vuelos entre islas en Canarias, «que están por encima del 60% de media de ocupación un mes después de iniciarse», indicó el presidente del grupo.

El presidente de Globalia ha destacado otros destinos que la compañía valora para incorporar en el corto plazo, como Río de Janerio (Brasil) o Santiago de Chile, además de alguna ciudad más en Argentina y en México.

Además, no descarta China, destino al que ha dicho que llegaron «demasiado pronto», pero que es una ruta muy importante para la compañía y que podrían estudiar en el futuro.

Acuerdo de larga distancia con Ryanair

En cuanto al acuerdo de código compartido de Air Europa con Ryanair, Hidalgo ha asegurado que la alianza «puede aportar miles de pasajeros para la larga distancia de la compañía». «La compañía está abierta a nuevos códigos compartidos», pero ha descartado una fusión con otra aerolínea para competir contra las nuevas compañías de bajo coste como Norwegian.

«Algunas aerolíneas que han surgido nuevas cuentan con recursos gubernamentales que nosotros no tenemos», ha destacado Hidalgo, quien aseguró que no tiene fuerza para luchar contra dichas compañías aéreas.

Air Europa firmó en mayo una alianza con Ryanair, la mayor aerolínea de bajo coste de Europa, que permitirá a los 130 millones de pasajeros de la aerolínea de bajo coste irlandesa reservar vuelos de largo recorrido a través de su web operados por la aerolínea de Globalia en 20 rutas de largo alcance desde Madrid con el objetivo de sumar fuerzas para competir con Iberia en Madrid.

Crecimiento de la flota

Para seguir aumentando su oferta de destinos, Hidalgo cree que lo mejor es seguir ampliando la flota. «Para volar necesitamos aviones y estos son un arma de crecimiento», ha señalado.

Air Europa recibirá en febrero un 787-900 y en marzo otro, los dos primeros de los cuatro Boeing que la aerolínea recibirá en 2018. De hecho, la división aérea del grupo Globalia tiene firmado un compromiso de 24 aviones 787, 16 de ellos 787-900 y ocho aviones 787-800.

La compañía se encuentra además inmersa en un periodo de renovación de su flota de Airbus. Hidalgo ha asegurado que le gustaría contar con solo con una flota Boeing, con los dos modelos del fabricante estadounidense. Sin embargo, el presidente del grupo español ha indicado que no tendría problemas en mantener aviones de Airbus para seguir aumentando la actividad de la aerolínea.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.