Cerca de un millar de personas han participado en la manifestación contra la violencia machista en Palma. | M. À. Cañellas

Unas 1000 personas han participado este sábado en Palma en una manifestación contra la violencia machista convocada por el Movimiento Feminista de Mallorca con el lema «Nos queremos vivas y libres de machismos» y con motivo del Día Mundial Contra la Violencia de Género.

La marcha ha comenzado en la Plaça Porta Pintada con destino al Passeig del Born, pasando por Sant Miquel y la Plaça de Cort, y en ella se han podido ver pancartas con lemas como «Con el maltrato no hay trato» y «No es un caso aislado, se llama patriarcado». Con la llegada de los manifestantes al Born, ha sonado Lisístrata de Gata Cattana. Para finalizar el acto, se ha escuchado la canción reivindicativa de Lilitz Oda a mis hermanas.

En la marcha, a la que se han adherido los principales sindicatos y partidos de izquierda, han participado el alcalde de la capital balear, Antoni Noguera, y los consellers de Servicios Sociales, Fina Santiago (MÉS), y Trabajo, Iago Negueruela (PSIB).

Noticias relacionadas

La consellera Santiago ha afirmado que, pese a que los mensajes se repitan «cada semana que asesinan a una mujer», se tiene que continuar en la línea de «sensibilizar a la población, tolerancia cero con esta situación y educación para la igualdad». «Es un camino largo, pero se tiene que insistir. Cada muerte, cada asesinato de una mujer es una reflexión permanente que tenemos que mantener y no tenemos que aflojar», ha resaltado la titular autonómica de Servicios Sociales.

En el manifiesto leído al final de la manifestación, el Movimiento Feminista de Mallorca señala que las 90 mujeres asesinadas en 2017, según su cálculo, «demuestran que el machismo sigue dominando y oprimiendo a las mujeres».

«Vivimos una situación de desigualdad. Por eso reclamamos a las instituciones la defensa de la igualdad real y efectiva y exigimos que la erradicación de la violencia machista se tiene que convertir en una prioridad», reclama la organización feminista.

El Movimiento demanda «un sistema de educación feminista y de género en todos los ciclos», la erradicación de los «abusos judiciales ante la violencia de género», una información adecuada sobre estos casos por parte de los medios de comunicación y que «la lucha contra el terrorismo machista sea una cuestión de estado».