La policía ha entrado este viernes en las instalaciones de la Conselleria de Turismo. | S. Amengual

13

Varios agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional han entrado este viernes en la sede de la Conselleria de Turismo para reclamar diversa documentación relacionada con el Caso Cursach.

Los policías, que se han personado de paisano, se han desplazado hasta el edificio de la Conselleria en la calle Montenegro de Palma un par de horas antes de que el conseller de Turismo, Biel Barceló, compareciera ante los medios tras el cese de Pilar Carbonell y detallar el nombramiento como sustituto de Antoni Sansó.

Los agentes se han llevado información muy concreta y, según ha trascendido, se trata del expediente de uno de los negocios del empresario Bartolomé Cursach que recoge el aumento de categoría de tres a cuatro estrellas del hotel BH.

Noticias relacionadas