Aligi Molina (centro) presentó el plan junto al alcalde Noguera y la directora genera de Igualtat, Lucía Segura. | Redacción Local

13

La cesión de viviendas municipales para víctimas de la violencia de género (ahora hay un par), la revisión de los precios públicos y condiciones de acceso a recursos socioculturales, deportivos... para facilitar el acceso de estas mujeres, la formación en autodefensa o el desarrollo de una App para móviles para que los ciudadanos puedan señalar los lugares más inseguros de los barrios son algunas de las 248 acciones que contempla el Pla d’Igualtat de Gènere de Palma, que será aprobado de forma inicial en el pleno de la semana que viene con el respaldo de la oposición.

El plan fue presentado este jueves por el edil d’Igualtat, Aligi Molina, y el alcalde de Palma, Antoni Noguera, quien aseguró que «a día de hoy, en Palma las mujeres todavía tienen, en todos los ámbitos, más dificultades para desarrollar su proyecto de vida».

Molina aseguró que este plan representa «la herramienta estratégica fundamental de este Ajuntament para lo que queda de legislatura y la primera mitad de la próxima», ya que debe ser desarrollado en los próximos cuatro años. Los objetivos son «luchar contra las violencia machista y promover la igualdad entre hombres y mujeres de la ciudad».

«Estamos hablando –dijo el concejal– de un cambio de cultura, de romper con la cultura machista» y para ello se ha implicado a la oposición, a todas y cada una de las áreas de Cort, a organismos autónomos y a empresas publicas municipales. Incluso a la ciudadanía, que a través de un proceso participativo ha presentado 84 aportaciones.

Molina explicó que otra de las medidas es la reforma y adecuación del espacio del servicio de acogida para víctimas de violencia de género. Ahora, concretó, «ocupa un inmueble alquilado y queremos que, además del servicio, el equipamiento también sea público por lo que estamos reformando un edificio».