Una profesora de Secundaria, reunida con tres alumnas en un aula. | Michel's

58

La Conselleria d’Educació i Universitat no se plantea, de momento, reducir a 18 las horas semanales de docencia directa (clases, apoyos y tutorías) a alumnos por parte de los profesores de Secundaria.

Actualmente, el límite está fijado en 19 horas (después de rebajarse las 20 anteriores), pero el conseller, Martí March, ha explicado que «una reducción hasta 18 horas supondría la contratación de 300 nuevos profesores. La Conselleria necesita y quiere más profesores, pero no para bajar horas, al menos en este momento, sino para atender necesidades educativas más urgentes».

En lo que respecta a Secundaria, las instrucciones de la Conselleria respecto a los horarios generales indican que los profesores de este ciclo educativo deben cumplir 37,5 horas. Este horario es el establecido con carácter general para el personal funcionario de la Comunitat Autònoma. De estas 37,5 horas semanales, los profesores deben permanecer en el centro educativo 30 horas distribuidas en 5 días.

A su vez, de las 30 horas de permanencia en el centro, 26 deben dedicarse a actividades lectivas y complementarias, con horario fijo y de cumplimiento obligatorio (clases, guardias y vigilancia de patio, tutoría de los alumnos y atención a las familias, reuniones de departamento y coordinaciones, mantenimiento de laboratorios, talleres y aulas específicas, o actividades de apoyo y ampliación).

De estas 26 horas, las instrucciones de la Conselleria determinan las 18 que deberán dedicarse a la docencia directa a un grupo de alumnos.

Compensación

El profesorado que, excepcionalmente, imparta más de 18 horas (en realidad, 18 períodos lectivos de 55 minutos) de docencia directa a un grupo de alumnos podrá compensarlas con menos horas de permanencia en el centro, lo que se llama compensación de horas lectivas.