Imagen de este martes de la saturación registrada en las Urgencias del hospital de Son Espases. | SATSE

26

El Sindicato de Enfermería SATSE denunció este martes una nueva saturación en las Urgencias de Son Espases con 35 pacientes en zona de camillas (área acondicionada para 12), camillas en todos los pasillos y un total de 57 pacientes esperando cama para ingreso a las 14.00 horas.

Desde la organización sindical hablaban de «colapso» y acusaban a la gerencia de mantener 30 camas cerradas. «La afluencia de los pacientes a las Urgencias está siendo más de la media habitual y contamos con menos camas», denuncian desde el SATSE.

Las enfermeras piden la apertura de todas aquellas camas que sean necesarias para solventar el problema. La contratación y el refuerzo en las plantillas de enfermería y la cobertura del 100 % de las bajas del personal de las Urgencias.

Por otra parte, el pasado día 14 de junio los facultativos adscritos al servicio de Urgencias de Son Llàtzer remitieron una carta al gerente del hospital, Xisco Marí, exigieron refuerzos y la estabilidad de las plantillas del hospital. El personal de las Urgencias de Son Llàtzer, que atiende una media de 250 casos al día, pide a la gerencia que tome «las medidas necesarias para garantizar el respeto a la dignidad personal y profesional del conjunto de los facultativos y se termine con la mala costumbre de las descalificaciones verbales o por escrito, lo cual es especialmente grave en el caso de los médicos residentes, y se establezca un reglamento sancionador», exigen debido a las situaciones de tensión que están viviendo muchos médicos residentes.