Advierten del grave problema de las poblaciones de cabras salvajes en las zonas forestales de Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de una cabra 'Balear boc' en un coto de caza mayor en Formentor.

Imagen de archivo de una cabra 'Balear boc' en un coto de caza mayor en Formentor.

18-05-2017 | Redacción Digital

El Colegio de Ingenieros de Montes en Baleares, ha advertido este jueves del efecto negativo que están causando las poblaciones de cabra asilvestrada en las zonas forestales de Mallorca, el cual se ha «enquistado de forma persistente» en los últimos años, sumándose a los efectos de las pasadas sequías y otras perturbaciones».

En un comunicado, la entidad ha señalado que «hacen falta actuaciones urgentes, contundentes y prioritarias» en encinares, zonas quemadas y áreas sensibles de biodiversidad.

Según han indicado, las poblaciones de cabra doméstica asilvestrada (Capra hircus), presentes en numerosas áreas forestales de la isla de Mallorca, están afectando «muy negativamente» muchos de sus ecosistemas.

Así, han explicado que la proliferación de rebaños no gestionados de cabra en densidades elevadas, están limitando, de forma silenciosa y persistente, la regeneración natural de muchas zonas boscosas.

Desde un punto de vista ecológico, esto conlleva a una situación de no renovación del monte o de matorralización de ciertas zonas, provocando una mayor fragilidad y vulnerabilidad del mismo, hecho todavía más grave en un escenario de cambio global, han apuntado al respecto.

ENCINARES

Es el caso de muchos encinares, donde apenas se pueden apreciar brotes jóvenes de bellota o renuevo, los cuales son permanentemente comidos, situación que impide su rejuvenecimiento, el cual es de especial importancia tratándose de bosques no gestionados y/o afectados por otras plagas, han apuntado desde la entidad colegial.

También es el caso de zonas afectadas por incendios, donde en algunos casos no queda ningún pino vivo de los que nacieron de semilla después del fuego. En otros casos, la afección se produce sobre especies endémicas o singulares, o también sobre zonas repobladas recientemente, dónde la totalidad de los árboles plantados han sido afectados, han explicado desde el Colegio de Ingenieros de Montes en Baleares.

En casi todas las situaciones, se trata de espacios naturales protegidos.

Así, han precisado que la cabra asilvestrada es una especie doméstica, que poco a poco y en el transcurso del tiempo ha ido colonizando el medio forestal, asilvestrándose con densidades por encima de la capacidad de carga y en total desequilibrio con el medio.

Según han indicado, la dificultad de su control radica en múltiples cuestiones que añaden cierta complejidad al problema, aunque sin eximirnos de hacerlo. Por un lado, proliferan zonas mayoritariamente de titularidad privada, de gran extensión y de difícil acceso. Por otro, los recursos destinados a su diagnóstico y control son actualmente insuficientes, siendo un tema transversal a distintas administraciones.

«Sencillamente, no es viable ni técnica ni económicamente, esterilizar o capturar en vivo a 30.000 animales, en un entorno difícil y en constante crecimiento poblacional», han afirmado al respecto.

El problema radica en el hecho que casi la totalidad de las poblaciones no están gestionadas, ni contabilizadas ni controladas. En este sentido, paralelamente pueden y deben buscarse vectores en positivo, como el uso de rebaños, con pastor para la reducción del combustible vegetal para prevenir incendios; el aprovechamiento cinegético en ciertas zonas aptas, siempre en densidades muy bajas; o incluso en aprovechamiento de carne para el consumo local.

Desde este colegio, se ha hecho hincapié en varias ocasiones sobre esta problemática durante la última década, sin que se hayan tomado medidas suficientes por parte de las distintas administraciones y resto de entidades, en las distintas legislaturas.

En definitiva, «ahora pedimos un pacto político consensuado que establezca una hoja de ruta basada en criterios técnicos, de gestión eficaz y empuje jurídico, que permita una solución a corto plazo en las zonas que requieren una actuación urgente, y a medio plazo, en el resto».

Por último, han recordado que los vitales servicios ecosistémicos que generan nuestros montes, que ocupan casi la mitad de la superficie de las islas, están en entredicho. El fuego o la sequía no son su única amenaza, cambio climático a parte.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Baifomet
Hace un año

Me parece indignante que lo que debería ser considerado como una bendición, como es el hecho estar en presencia de estos majestuosos seres, se vea como un problema. Ya quisieran muchas personas tener el privilegio de tener toda una isla poblada de estas encantadoras criaturas. #Savethebaifos

Valoración:menosmas

Vergonya de funcionari
Hace más de 2 años

El problema son el ecologistes que es pensen que o saben tot la cabra fou el primer animal introduït a les illes molt antes que les genetes i molts tipus de animals que avui dia estan més que protegits però que pasa que l'únic que fa mal és la cabra .... Algun interès i deu haver darrera tot això sobretot en la conselleria (Joan Mayol saps res tu?? )

Valoración:menosmas

Son bonitas...
Hace más de 2 años

...pero desertizan. Gran parte de problemas del Levante español referidos a la aridez de los terrenos es suya. Han de controlarlas, ya.

Valoración:2menosmas

anonimo
Hace más de 2 años

Això no ve d'ara. Fa 5 o 6 anys que he deixat de conrear verdures en dos bancals. No és per la feina que porta (llaurar, adobar, sembrar i recollir). És per la decepció que et portes quan et trobes que les cabres han arrasat amb tot. Fins es mengen les fulles de les figues de moro, i mira que tenen punxes. No n'hi ha prou que tinguis tancada la propietat doncs salten i es fiquen per on no t'ho pots creure. S'ha convertit en una plaga, però no en toquis cap perquè estan protegides. Crec que s'han de solucionar aquests problemes i que ens puguem permetre gestionar les nostres terres.

Valoración:1menosmas

EnBonMallorqui
Hace más de 2 años

Están per tot y son una plaga, arrassan en tot lo que troven, també s'atrevexen en sas papareras de fems, que les aturin ja antes de que passin desgracis, coma embestí a guiris (per que es d'aquí ja sabêm com se les gasten es Bocs) o provocá accidents de circulació per invadí camins y carreteras.

Valoración:0menosmas

Funcionari
Hace más de 2 años

Aprender de los errores. Campaña de reduccion pero sin tanta propaganda.

Valoración:1menosmas

Funcionari
Hace más de 2 años

Qualquier professional del ramo lo tiene claro, menos advertencias y mas actuaciones. Hace muchos años que todos los estudiós coinciden. Eliminaciones de cierta cantidad ya. Se llama gestion forestal.

Valoración:6menosmas

Juan
Hace más de 2 años

Las cabras, quizas , no hay mas cantidad que antes, lo que pasa es que tienen menos sitio que antes por la proliferación de chalets y demas construcciones en "sus" tierras y dominios.¿ Alguien se ha fijado en las montañas y valles de la Serra? Todo son cerramientos y construcciones que a saber si son legales o si son construcciones con "comision". La colina de Son Vida,vista desde la zona de Puntiró, da verdadera pena y antes estaba "habitada" por muchas cabras, toda la culpa no es de las cabras si no de los consumidores de terreno de garriga.

Valoración:-7menosmas

Toni Pou
Hace más de 2 años

En el tramo de autopista que pasa por el puente de Son Caliu cualquier dia salta una. De cada vez estan mas cerca y confiadas. Y la mayoria rondan los 90-100 kilos...

Valoración:4menosmas

Ciclista cabreado
Hace más de 2 años

Tranquilos, la banda podemera lo solucionará rápido, se rumorea que repartirán proyectiles cal 22 (prohibido para la caza) y se dedicarán al tiro al blanco, tal y como se hizo en Es Vedrá.

Valoración:-11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3