Imagen de la primera fase de los trabajos de limpieza que se llevaron a cabo el año pasado.

9

El miércoles, 10 de mayo, se iniciarán las obras de reforma y mejora del Caz de la Platja de Palma. Es la primera vez que se hace una limpieza integral de esta infraestructura, cuyo saneamiento y retirada de barros es fundamental para evitar vertidos en el mar y reducir la contaminación del agua de las playas.

Emaya ha recibido ya el visto bueno del Institut Municipal de Coordinació d’Obres Viàries (IMOV) para iniciar la última fase de los trabajos. Desde la empresa municipal también se han mantenido conversaciones con los sectores afectados de la Platja de Palma, como la Associació d’Hotelers de la Platja de Palma o la concesionaria Mar de Mallorca, para consensuar la fecha de inicio de los trabajos, de forma que se pueda realizar esta intervención con las menores molestias para la población, los visitantes y los diversos sectores económicos de esta zona turística.

Los trabajos tendrán una duración total de siete meses y desde Emaya se recuerda que estas obras deben realizarse en primavera y verano, por el buen tiempo, a pesar de que supondrá el cierre de algunas partes de la playa en diversos momentos.

Como se recordará, en 2016 se ejecutó la primera fase de la limpieza, mantenimiento y mejora del Caz (entonces se retiraron unas 1.000 toneladas de barros) y ahora se debe iniciar la última fase. En esta ocasión se empezará trabajando en la mejora de la salida de la galería a la desembocadura del Torrent des Jueus con la ejecución de una plataforma de hormigón para facilitar la salida del agua y evitar que ésta se retenga, así como favorecer las tareas de gestión (limpieza, mantenimiento, retirada de arena que crea barreras a la salida del agua...). Los trabajos en esta zona durarán aproximadamente un mes. A continuación se iniciarán las tareas de limpieza de la galería retirando los lodos acumulados en su interior y que no pudieron ser quitados durante la actuación del año pasado. En esta ocasión se limpiarán unos 1,6 kilómetros de galería, mientras que entonces se limpiaron unos 2,3 kilómetros.