Un 36 por ciento de los operadores comerciales demanda la calle Sant Miquel de Palma para abrir su negocio. | Pere Bota

2

La demanda de locales comerciales se mantuvo en 2016 por encima de la oferta existente en las principales calles de Palma, tendencia que no variará a lo largo de este año. Así lo puso de manifiesto la consultora CBRE que este miércoles presentó su informe.

La calle Sant Miquel es la más demandada y junto a Jaume III copa el 50 % de peticiones. En cuanto al tamaño, los locales con superficies de entre los 100 y los 300 metros cuadrados son los más buscados.

Por su parte, el Passeig del Born se mantiene como el enclave más solicitado para marcas de lujo, muchas de las cuales no operan en la Isla al no poder conseguir un local en esta vía, conocida ya como la milla de oro.

De hecho, en 2016 se registraron un 40 % menos de transacciones de locales en alquiler respeto a 2015 como consecuencia de la escasez de oferta y la «cautela» de los operadores, que se muestran cada vez «más selectivos» para ubicar sus negocios, en palabras de la directora de CBRE en Balears, Tonia Vera.