Miguel Fluxá sale de ACS tras vender su 5,61% por 554,36 millones

| Madrid |

Valorar:
preload
Miguel Fluxá, en una imagen de archivo.

Miguel Fluxá, en una imagen de archivo.

04-04-2017 | Nando Esteva

Miguel Fluxá, empresario turístico propietario de Iberostar Hoteles, se ha desprendido de toda la participación del 5,6% que tiene en el capital de ACS como cuarto accionista de referencia por un importe de 554,36 millones de euros, a razón de 31,42 euros por acción, lo que supone un descuento del 2,4% sobre el precio de cierre de este lunes (32,185 euros).

Fluxá sale así del capital de la compañía que preside Florentino Pérez tres meses después de que a finales de diciembre de 2016 dejara el puesto que tenía en su consejo de administración.

Para vender sus acciones de ACS, el empresario balear ha optado por una colocación privada dirigida a inversores cualificados. En virtud de la operación, encargada a la firma Jefferies International, ha ofrecido 17,64 millones de títulos de la constructora, según ha notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La salida de Fluxá del capital y del consejo de la compañía coincide con la de Corporación Financiera Alba, el 'holding' inversor de la familia March.

En el caso de los March, socios fundadores de la actual ACS, dejaron el máximo órgano de gestión de la compañía, donde tenían dos puestos, el pasado verano. Desde entonces han ido vendiendo en el mercado acciones de la empresa, de forma que en la actualidad su participación en el grupo es inferior a la cota del 5%, frente al porcentaje de hasta el 20% que llegaron a ostentar entre 2006 y 2009.

De su lado, Fluxá comunicó su intención de abandonar el consejo de ACS en diciembre de 2016. El empresario adujo el mismo motivo que los March, la nueva normativa que amplía las restricciones de los consejeros de una empresa para vender o comprar títulos de la misma.

Ahora, tres meses después, el empresario balear anuncia su salida del capital mediante la venta en bloque de toda la participación, similar a la del 5% que tomó cuando entró en la compañía en 2007.

Fluxá cierra así una década en la que se ha mantenido como cuarto accionista de referencia de ACS por detrás de Alba, Florentino Pérez y los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer.

Únicos accionistas

Ahora, tras las salidas de los March y el empresario turístico, el grupo de construcción y servicios sólo tendrá como accionistas relevantes a su presidente, que tiene un 12,6% del capital, y 'los Albertos', con otro 6,3%. El grupo tendrá así un 'free float' del 81%.

La reestructuración del capital de ACS coincide con la nueva fase que la compañía iniciará en breve con el inicio del proceso de sucesión de Florentino Pérez como primer ejecutivo.

El grupo ha anunciado que nombrará en su junta del próximo 4 de mayo a Marcelino Fernández Verdes nuevo consejero ejecutivo, como paso previo a su designación como consejero delegado, cargo de nueva creación en el grupo desde el que comenzará a compartir las funciones de primer ejecutivo con el presidente.

En el plano operativo, la salida de estos dos accionistas se registra en tanto ACS aborda su estrategia de crecimiento y reforzamiento de la expansión internacional, que además acomete desde una histórica posición financiera, después de que en 2016 lograra reducir su deuda hasta 1.200 millones de euros.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Backbone
Hace más de 2 años

Intuyo que los 826M de euros que se invirtieron inicialmente en ACS venían de la venta de Viajes Iberia (con posterioridad bautizada como Orizonia). Si ahora lo han vendido por 554M, resulta que han perdido 272M por lo menos. Estos números son públicos ya que se han publicado en prensa y ayudan a comprender la dimensión del resultado final de la inversión

Valoración:menosmas

toni
Hace más de 2 años

Al señor Fluxa le dan muchos premios como hotelero, pero sinceramente en Alcudia y playa de Muro tiene unos hoteles hasta ahora muy obsoletos, por fin ha empezado Iberostar ha reformar algunos, pero hasta ahora eran realmente muy feos y muy mal decorados, en Alcudia Park yo le daría el premio a una barra de bar que tiene colindando con la calle como la peor decorada del mundo yo creo que el hombre tiene tantos hoteles que es imposible que le haya dado el visto bueno, sus hoteles como Ciudad Blanca o Alcudia Park son auténticos mamorretos en frente del mar, pero todo el mundo le da premios y sigue subiendo en la lista forbes, enorabuena pero creo que tienen que mejorar su imagen en los hoteles en vez de invertir tanto en el Caribe inviertan más en Mallorca que ustedes los hoteleros se creen que son los grandes jefes de Mallorca y se han hecho millonarios destrozando Mallorca llena de mamorretos edificios, y explotando a la gente, como las camareras de pisos que apenas ganan 1000 euros.

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1