El conseller Vicenç Vidal durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern de este viernes. | CAIB

2

El Govern ha iniciado este viernes la tramitación de la declaración de 9 nuevas Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y la ampliación de dos ya existentes, lo que supondrá incrementar en 11.775 hectáreas (8,4 %), las casi 139.000 actuales.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha subrayado al anunciar el acuerdo del Consell de Govern que la expansión de las ZEPA no supondrá ninguna limitación para los usos agrícolas tradicionales ni restricciones para la caza mayores que las que ya están en vigor.

Se declararan ZEPA espacios de la costa noroeste de Mallorca, Maristany, El Pla de Vilafranca, el Pla des Blanquer y Son Real; la isla d'en Calder y el islote de Cala Salda, en Ibiza, y Punta Prima de Formentera.

Además, en Mallorca, se solicita que el Lugar de Interés Comunitario de Randa sea también ZEPA, y la ampliación de las ZEPA de Sa Costera y la Marina de Llucmajor.

Noticias relacionadas

Los nuevos espacios de protección para las aves, una figura de ámbito europeo que se tramitará a través del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, comprenden principalmente espacios de garriga, forestales, de monte bajo y de cultivos de secano.

Sobre estos últimos y otros con actividad payesa, Vidal ha hecho hincapié en que los agricultores podrán modificar los cultivos actuales, ha resaltado que la variedad es incluso provechosa para la protección de las aves y ha lamentado los «malentendidos» que han generado protestas de agricultores cuando se anunció esta iniciativa.

La expansión de las ZEPA de Baleares mejorará la protección de 51 especies de aves, entre ellas la perdela balear, una de los pájaros más amenazados de Europa.

También se beneficiarán de la medida el águila pescadora, el buitre negro, la gaviota de Audouin, el cormorán y el aguilucho cenizo.