Previous Next
25

El exgerente del Institut Municipal de l’Esport de Palma, Antoni Ramis, el empresario Antoni Roig y un funcionario municipal han ingresado este miércoles en prisión por su supuesta participación en el amaño de contratos de la empresa pública municipal.

El magistrado que instruye la causa, Manuel Penalva, ha fijado además fianzas de responsabilidad civil millonarias y ordenó el embargo de bienes por valor de seis millones de euros en el caso del empresario y de un millón en el del trabajador municipal, jefe de departamento en el organismo. Quedó en libertad el gerente de la empresa Roig que fue también detenido durante la operación.

El magistrado y el fiscal, Miguel Ángel Subirán, consideran que existen indicios de que los imputados han malversado elevadas cantidades a través de facturas falsas y contratos hinchados.

Noticias relacionadas

Los cuatro investigados negaron en su declaración que se desviaran fondos públicos. Sí admitieron que el concepto de algunas de las facturas no correspondía con el fin al que se destinaron los fondos. También rechazaron que se hincharan conceptos relacionados con el contrato de mantenimiento de las piscinas municipales.