En las terrazas con más de dos partes cerradas está prohibido fumar, según la actual legislación. | Jaume Morey

17

Fumar es dañino para la salud. A pesar de ello todavía hay mucha gente que fuma y que lo hace en lugares donde está expresamente prohibido como en las entradas de los hospitales o en terrazas de bares y restaurantes cerradas incumpliendo la normativa vigente.

La Direcció General de Salut Pública i Participació ha creado varias comisiones de trabajo para estudiar la viabilidad de aprobar un reglamento autonómico (que amplíe las leyes antitabaco estatales de 2006 y 2010) y así poder controlar mejor el cumplimiento de la normativa e imponer un régimen sancionador más duro a quienes incumplan la ley. Así lo explicó este martes Maria Ramos, directora general de Salut Pública i Participació, tras participar en una entrevista en Ultima Hora Radio, en la que reconoció que todavía hay «mucha gente fumando en terrazas cerradas, que no cumplen la ley».

El hecho de que esté prohibido fumar en el interior de los establecimientos de restauración ha disparado la picaresca, indica Ramos. «Hay muchas terrazas cerradas con plásticos por los cuatro lados, cuando la normativa solo permite que estén cerradas por dos lados», explica la directora general. Afirma que a parte de aprobar un reglamento autonómico, como se ha hecho en otras comunidades autónomas, también hace falta una mayor capacidad de inspección.