Imagen de archivo de unos niños jugando con una consola. | Ultima Hora

11

Custodia compartida porque un niño de 12 años juega demasiado con la consola. La Audiencia Provincial ha dejado sin efecto una sentencia de un juzgado de Familia de Palma que justificaba un cambio en la custodia de un menor en que la madre le dejaba jugar mucho a videojuegos. La resolución daba la razón al padre por esta supuesta falta de disciplina a pesar de que tanto este menor, como su hermano mayor querían seguir con su progenitora, como estaban hasta ese momento.

El padre presentó una demanda en la que afirmaba que quería implicarse «plenamente» en la educación de los menores y usaba como argumento la falta de disciplina. El magistrado que decidió en primera instancia le dio la razón y consideraba que ese problema estaba «ampliamente acreditado» en los autos.

Recurso

La madre recurrió en contra de esa decisión judicial y ahora la Audiencia le da la razón y la atribuye en exclusiva la custodia de sus hijos. Considera que la primera resolución no estaba lo suficientemente justificada y que, sobre todo, no se argumentaba por qué era culpa de la madre que el niño jugara demasiado a la consola.