Imagen de archivo de una asamblea de Som Palma celebrada antes del verano. | M. À. Cañellas

Las primarias al Consejo Ciudadano de Podemos Palma, que se celebrarán del 7 al 9 y con las que se cerrará el proceso de conversión de Som Palma en Podemos Palma, están sacando a la luz la guerra encubierta entre las dos candidaturas, la que lidera Aligi Molina y la que encabeza Antònia Martín.

Desde el interior de la formación hay voces que critican que la candidatura de Molina «se publicita como un ‘soplo de aire fresco’, pero la realidad desmiente estas pretensiones». Se recuerda que esta candidatura ha recibido el apoyo del anterior secretario general de Palma, el diputado Carlos Saura, «que dimitió de su cargo entre acusaciones de inoperancia y hostilidad hacia los círculos», acusaciones que «se hicieron extensivas al Consejo Ciudadano de Palma, cuyos miembros en pleno, entre ellos el secretario político Aligi Molina, fueron forzados a presentar la dimisión poco después».

Voces dentro del partido también denuncian que la lista de Molina «está trufada» de hasta ocho cargos públicos de Podemos entre electos y no electos y que «el 50 % no realizan aportaciones ni a Som ni a Podemos de forma regular».